Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Suspensión de Castilla: malas noticias para los opositores

Por 2 de Diciembre de 2010

Fue una reunión de cerca de dos horas donde cada uno de los que fueron invitados a hablar, lo hicieron con su verdad única. Una opinión distinta no existía. A favor o en contra, el cierre de la reunión estaba zanjado. La Corema de Atacama no pudo votar el proyecto porque existía un pronunciamiento legal en curso. Una solicitud de invalidación presentada al Seremi de Salud, Nicolás Baeza, volvió a a truncar el proceso, lo que a ojos del movimiento Atacama Sin Carbón vino a favorecer a MPX, mientras que para la empresa, era lo más lógico que podía ocurrir.

 

Y la situación no llama la atención de quienes se oponen a Castilla. De los 18 votos, sólo 3 fueron en contra, mientras que 15 estuvieron a favor de la suspensión de la evaluación ambiental. Esos 3 votos fueron de los consejeros regionales, quienes argumentaron que era necesario votar ahí mismo y llamaron a no aprobar el proyecto. Cosa que claramente no contó con la moción de los asistentes. “No es coincidencia que quienes quieran extender el proceso sean las autoridades regionales. Ellos votan en bloque, alineados con el Gobierno, que claramente quiere el proyecto”, sentencian desde el interior del grupo opositor.

 

La empresa MPX, por su parte, manifestó “su satisfacción por la decisión del Seremi de Salud y de la Corema de Atacama, que permiten que el proyecto Castilla pueda ser calificado con pronunciamientos sectoriales válidos y no con una calificación industrial errada y que no se ajusta a la ley”.

 

Para Patricio Escobar, abogado de Atacama Sin Carbón, “la interposición de una nueva solicitud de invalidación ante el Seremi de Salud, además de ser improcedente, no justifica ninguna suspensión, y se trata de un nuevo intento de la empresa por seguir manipulando el proceso en su favor, que lamentablemente ha contado con la colaboración de la autoridad”, asegura.

 

Si bien la empresa MPX aún no canta victoria con su inversión de 4.400 millones de dólares, sí confía en la institucionalidad medioambiental y en el deber de las autoridades del Estado de velar por la legalidad en sus actos. Claramente un panorama más favorable. Y quienes buscan defender una de los costas más limpias de Chile de una industria termoeléctrica a carbón, saben que su área de acción es limitada y que todo lo que está ocurriendo no significa más que un espaldarazo del Gobierno al proyecto. “Están preparando la mesa de cumpleaños”, aseguran.

 

Incluso, Escobar manifestó que se ha llegado a una situación absurda, ya que “la autoridad da a entender que el proyecto no será votado jamás a menos que se encuentren dadas las condiciones para su segura aprobación. En otras palabra, sólo cuando MPX esté segura que el proyecto se aprobará, sólo entonces la Corema se atreverá a votar el proyecto“.

 

Lo que no permitió la votación de Castilla, es que se solicitó la invalidación de la categoría “molesta” del proyecto, declarada por la Corte Suprema el 15 de noviembre pasado y que resolvía mantener de “contaminante” la iniciativa. Aceptando la solicitud, el Seremi de Salud otorgó un plazo de cinco días a los afectados, para hacer valer sus descargos y definir si la central es contaminante o molesta.

 

¿Y qué opciones existen? Por un lado, que el Seremi de Salud ratifique la condición dictaminada por la Corte Suprema, la cual no permitiría la aprobación del proyecto por la incompatibilidad con el uso de suelo. Sin embargo, Atacama sin Carbón duda que esto ocurra, aludiendo nuevamente al interés que tiene el Estado por la central. Otra de las opciones, es que el Seremi decida revisar nuevamente los informes necesarios para determinar la situación del proyecto. Por el momento, sólo queda esperar los cinco días y la resolución de la autoridad sanitaria de Atacama. El futuro de Castilla está en sus manos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día