Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El nuevo mensaje anti aborto del Cardenal Medina: es un “asesinato alevoso y premeditado”

El religioso, a través de una carta a El Mercurio, aseguró que "muchos sacerdotes hemos contribuido, con nuestros consejos y otros auxilios, a evitar abortos".


Nacional

3 de septiembre, 2016

Autor:

Entrevista Cardenal Jorge Medina

A poco más de dos meses de su última carta a El Mercurio, el cardenal Jorge Medina volvió a referirse al proyecto de despenalización del aborto en tres causales a través de una nueva misiva al matutino.

En esta oportunidad comenzó recordando el significado que le entrega la Real Academia Española a cuatro palabras que para él son clave: asesinar, eufemismo, hiprocresía e inocente. Junto con ello, recordó las palabras del Papa Francisco, quien calificó el aborto como un “asesinato”, mientras que el Concilio Vaticano II lo trató como un “crimen abominable”.

“La creatura abortada no ha realizado ninguna acción culpable que pueda merecer la muerte provocado por los horrorosos métodos que se emplean para realizar abortos: despedazamiento, heridas mortales, envenenamiento“, sostiene el religioso.

Medina, continuando con sus palabras, realiza una dura crítica a las palabras que para él adornan las frases que han girado en torno a esta discusión. Por ejemplo, sostiene que “la expresión ‘interrupción del embarazo’ es un eufemismo para ‘suavizar’ y hacer menos espantoso el asesinato de una criatura humana inocente e inerme, incapacitada de defenderse”.

“La expresión ‘despenalización’ del aborto es otro eufemismo detrás del cual se esconde la ‘legalización’ de un asesinato alevoso y premeditado. Los eufemismos no son precisamente expresiones de la verdad: tienen cierto parecido con el disimulo y, en ocasiones, con la hipocresía”, agrega.

Pero no se queda ahí. El religioso afirma que “muchos sacerdotes hemos contribuido, con nuestros consejos y otros auxilios, a evitar abortos. Hemos visto crecer a esos niños y hemos podido comprobar, con mucha alegría, que, con el correr de los años, esos jóvenes han llegado a ser un gran consuelo y eficaz apoyo para sus madres. Y hemos visto también cómo la atención amorosa de niños discapacitados ha sido un incentivo para que sus progenitores ejerciten una generosidad libre de todo egoísmo y una donación que mucho se asemeja al amor que Dios, Padre misericordioso, nos prodiga gratuitamente en todo momento“.

Antes de concluir hizo un llamado a todos aquellos que “propugnan leyes inválidas que favorecen el aborto”.

“Con respeto, pero con firmeza, que recuerden la ley de Dios que dice, sin ambages: ‘¡No matarás!'”, concluye.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia