Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Comunera mapuche tuvo que dar a luz engrillada y custodiada por tres gendarmes hombres

Su hermano José Cayuan declaró a radio Cooperativa que "se nos viola la dignidad de poder tener un bebé en libertad. Se supone que Lorenza estaba siendo operada, estaba con anestesia, es imposible, ilógico que ella pudiera salir arrancando si estaba de esa manera".


Nacional

17 de octubre, 2016

Autor:

a_uno_686561

La comunera mapuche Lorenza Cayuan tuvo que dar a luz engrilladada y acompañada por tres gendarmes hombres en la sala de partos.

El hecho fue denunciado por la familia de la mujer que cumple una pena de cinco años de cárcel por robo con intimidación y receptación en el marco del conflicto índigena en la zona de Arauco.

Cayuan ingresó a prisión para cumplir con su condena estando embarazada y luego que el viernes pasada comenzara con contracciones, fue envidada al Hospital Regional de Concepción y luego a la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, para una cesárea.

Su hermano José Cayuan declaró a radio Cooperativa que “se nos viola la dignidad de poder tener un bebé en libertad. Se supone que Lorenza estaba siendo operada, estaba con anestesia, es imposible, ilógico que ella pudiera salir arrancando si estaba de esa manera”.

“Pienso que más que un descriterio, esta es una criminalización que está haciendo el Estado no tan solo de las policías sino que también de Gendarmería”, agregó.

Ante este hecho, la Defensoría Penal Pública presentó un recurso de amparo en la Corte de Apelaciones de Concepción.

La defensora penal María Cristina Melgarejo explicó que “hay que tener presente que ella hoy se encuentra en una sala de la Clínica de la Mujer y hay tres gendarmes dentro de la sala, cuestión que claramente altera la recuperación de la salud de Lorenza y también sus derechos”.

“El objetivo del amparo es que se declare la ilegalidad de este procedimiento que practicó Gendarmería, que cortaría los derechos de Lorenza y que se ordene que no se le tenga con ese tipo de custodia. O sea, no puede haber hombres y menos tres gendarmes dentro de la sala”, precisó.

Comenta esta noticia