Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Por teléfono y de 30 segundos: ex embajador DC reconoce irrisorias asesorías a SQM

La declaración la realizó la mañana del 6 de septiembre pasado, casi tres meses después de que fuera formalizado por delitos tributarios, entre los que se cuenta la facilitación de boletas y facturas ideológicamente falsas.


Nacional

21 de octubre, 2016

Autor:

tudela_816x544

El ex embajador y reconocido lobbista DC Carlos Tudela Aroca detalló ante la Fiscalía el tipo de “asesorías” que realizó a SQM, la minera no metálica vinculada a Julio Ponce, y por el que recibió millonarios pagos mediante presuntas boletas ideológicamente falsas.

Según Tudela, no hubo contratos ni plazos, sino que llamados telefónicos y la realización de un sólo informe de respaldo que jamás llegó a SQM, que fue hecho después del estallido de los casos de platas políticas, según explica El Mostrador.

La declaración la realizó la mañana del 6 de septiembre pasado, casi tres meses después de que fuera formalizado por delitos tributarios, entre los que se cuenta la facilitación de boletas y facturas ideológicamente falsas.

Tudela aseguró que nunca conoció al ex gerente general de la minera, Patricio Contesse, y que todos los contactos los tuvo con la secretaria de éste, Katherine Bischof, quien lo llamó por teléfono para “hacer un seguimiento legislativo de la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados. Querían saber los proyectos, las agendas, los asistentes, el desarrollo de lo que pasaba en la Comisión de Minería”.

Y no solo eso: según este medioel negocio lo cerró con Bischof y jamás tuvo contacto con su jefe ni con nadie más de SQM.

La irrisoria declaración de Tudela incluye que todos los contactos y servicios prestados se hicieron telefónicamente, nunca en persona.

“Hablé permanentemente con ella durante 5 meses. Indistintamente, ella me llamaba y me consultaba, fundamentalmente la Comisión de Minería que funcionaba una vez por semana, y lo que ocurría en la Sala. Yo fijé el honorario. Y ella aceptó en el marco de una conversación telefónica. Yo pedí $ 3.000.000 brutos mensuales. En un principio no sabía que ella era la secretaria del Gerente General. Pensé que hablaba con una funcionaria de SQM simplemente”, aseguró el ex embajador DC.

Lee el reportaje acá.

 

Notas relacionadas

Comenta esta noticia