Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Movilh y rechazo de Moreira a Ley de Identidad de Género: “Es un peligroso fascista religioso”

“Es un descaro evidente que mientras Moreira más es cuestionado por prácticas corruptas, más exacerba sus cruzadas religiosas y fascistas, como queriendo recuperar por esa vía la visibilidad pública perdida por su irregular manejo económico. Este sujeto no tiene límites, menos moral”, indicaron.


Nacional

2 de noviembre, 2016

Autor:

a_uno_631000

El área Trans del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lamentó que los senadores Iván Moreira (UDI) y Andrés Allamand (RN) “rechacen la ley de identidad de género recurriendo a ideas fascistas, en el caso de primero, y ofendiendo a las personas trans, en el caso del segundo”.

La reacción tuvo lugar luego de que Moreira señalara en su twitter que “en nombre del Pueblo Cristiano rechazaré Ley aberrante de Identidad de Género. Diré NO en votación en Senado”. Añadió que “escuchando el llamado de los chilenos de bien le diremos NO a la Ley Identidad de género que es aberrante”.

En tanto, Allamand indicó a La Segunda que “esta es una norma totalmente incongruente”. Los jóvenes “bajo los 18 años no pueden manejar y bajo los 16 no es posible casarse siquiera con autorización de los padres. No pueden comer comida chatarra en el colegio, pero sí podrá solicitar el cambio de sexo en el registro”, dijo.

La activista trans del Movilh, Paula Dinamarca, replicó que “es totalmente repudiable que Moreira lleve su fanatismo religioso de corte fascista al Congreso Nacional para imponer su mirada unilateral y dictatorial sobre la diversidad social y la naturaleza. Su falta de respeto a los derechos humanos y el Estado laico es peligrosa para la calidad de vida de las personas trans”.

Añadió que “es un descaro evidente que mientras Moreira más es cuestionado por prácticas corruptas, más exacerba sus cruzadas religiosas y fascistas, como queriendo recuperar por esa vía la visibilidad pública perdida por su irregular manejo económico. Este sujeto no tiene límites, menos moral”.

En relación a Allamand, el Movilh lamentó que “quien supuestamente representa a una derecha liberal, se ponga hoy a la cabeza de quienes niegan la igualdad de derechos para las personas en razón de su identidad de género”.

Dinamarca precisó que “Allamand nos ofende y humilla cuando compara sin compasión, ni delicadeza alguna a nuestra identidad de género con la comida chatarra. Con esos dichos, cruzó el límite del respeto básico que requiere todo debate parlamentario y ciudadano. Debería pedir disculpas por lo afirmado”.

El Movilh puntualizó que la ley de Identidad de Género se votará en las próximas semanas, y no hoy como erróneamente lo supusieron Allamand y Moreira, y recordó que la norma es parte de los compromisos que el Estado asumió con la organización con la mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIHD)

Notas relacionadas

Comenta esta noticia