Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Alejandra Bravo, vocera Chile Vamos: “Homosexual es el que nace con cuerpo de hombre pero siente como mujer”

En esta entrevista, la presidenta del PRI y vocera de Chile Vamos explica su visión política, asegura que no es de derecha, se refiere a la “gratuidad” en la educación que -a su juicio- propuso el ex presidente Sebastián Piñera y su rechazo a materias como el matrimonio igualitario.


Nacional

15 de febrero, 2017

Autor:

Comite Ejecutivo de Chile Vamos

Por estos días, la presidenta del PRI y vocera de Chile Vamos, Alejandra Bravo, se encuentra preparando lo que será su campaña como diputada en el nuevo distrito 8, que comprende las comunas de Colina, Lampa, Til-Til, Quilicura, Pudahuel, Estación Central, Cerrillos y Maipú.

Al mismo tiempo, Bravo ha ido ganando más notoriedad en la escena política, aunque con algunas polémicas de por medio. En las últimas semanas, vivió al menos dos en redes sociales y ambas involucraron a los incendios forestales en el centro y sur del país.

En esta entrevista a El Dínamo, la vocera de oposición explica su visión política, asegura que no es de derecha, se refiere a la “gratuidad en la educación” que -a su juicio- propuso el ex presidente Sebastián Piñera y su rechazo a materias como el matrimonio igualitario.

-En Twitter vinculaste los incendios forestales con el aborto y fuiste duramente criticada. ¿Recibiste algún cuestionamiento en Chile Vamos, te retaron?

-No, en el comité político del bloque se entiende que éstas son circunstancias personales de cómo uno decide hacer la política o las críticas a la contingencia. Respetamos que las discusiones no sean respecto a cómo decidimos hacer la política, sino que sea por cuestiones que involucren a Chile Vamos.

-¿Se pueden separar los roles? Como vocera del bloque es simbólico lo que digas.

-Es que no lo dije como vocera. Como yo fui la primera vocera de Chile Vamos, quedó la idea de que soy la vocera permanente, pero nosotros las vamos cambiando semanalmente. Esto es como los casos de los periodistas. Hubo dos de CNN Chile que incluso me contestaron y yo les respondí…

-Daniel Matamala y Mónica Rincón

-Ellos. Cuando uno mira sus tuits ellos dicen que son periodistas de un determinado medio de comunicación, sin embargo, las opiniones que entregan uno supone que son personales pero que se mezclan con su rol como periodistas.

-Y tú representas a Chile Vamos y, sobre todo, al PRI. Lo que tuiteas está relacionado con ellos…

-Claro, lo que tuiteo tiene relación con el partido y con el conglomerado de algún modo. Lo que yo quise generar con ese tuit fue hacer conciencia. Fue una metáfora de cómo corremos a defender la vida cuando están en riesgo las personas, que no vayan a morir. Paralelamente y contradictoriamente, en el Senado se vota una ley que va contra la vida. Quizás la metáfora no fue la más feliz, pero sirvió para explicar por qué se empeñan tanto en hacer una ley que va contra la vida y cuando ésta se pone en riesgo todos acudimos a salvarla.

-¿Y eso puede vincularse con un incendio? Sonaba como a castigo divino.

-Sonó como eso. Pero es lo mismo cuando alguien que no cree en la divinidad, como el actual líder del Podemos de España (Pablo Iglesias), que se vincula mucho con Boric y Jackson, planteó que “Chile está viviendo un verdadero infierno” por los incendios. Es como mi metáfora. Uno podrá cuestionar: ¿será que la izquierda cree en el infierno y el cielo? Pero como son de izquierda, nadie los cuestiona. Me cuestionan a mí porque les duele que yo haga una crítica profunda en defensa de la vida.

-Antes de esa foto también subiste una de Piñera donde simulaba estar piloteando un avión.

-Ésa la encontré en la web. Puse “supertanker” y apareció ahí. Fue muy acorde con lo que yo quería graficar: que se transformó en un ícono de la esperanza de Chile y de la ineficiencia de la Nueva Mayoría, así como decirle al señor (Aaron) Cavieres que lo suyo no sé si es error, una negligencia o mala intención de impedir que llegaran aviones como éste. Mi foto era una forma de decir que si hay alguien que sabe enfrentar las catástrofes y lo demostró con total eficacia es Piñera. Me pareció justo.

-Pero la foto no era real y daba a entender otra cosa.

-Claro. En ese momento no la vi con mucha precisión para ser honesta. Es que el lenguaje tiene tantas formas de interpretación, pero mi idea era explicar que tomar un país es como tomar un supertanker. Cuando Piñera tomó la reconstrucción del terremoto como propia, igual que el vuelo de un avión, ésta tiene dos etapas: el despegue y el aterrizaje. Y en los dos aspectos Piñera estuvo impecable. Por eso defiendo tanto la foto, porque demuestra que Piñera fue un buen piloto de la catástrofe.

-Tus defensores o gente de Chile Vamos aseguraron que eran críticas machistas

-¡Sin duda! La sociedad chilena usa mucho las redes sociales para denostarte y te insulta con “CTM” porque tienen muy pocos argumentos, son incapaces de defender una idea, sin argumentos. Prefiero que en vez de que me digan “conchetumadre” me dijeran que Piñera esto y esto otro, y ahí tú puedes tener una discusión.

“En la izquierda son muy burgueses”

-Respecto a la polémica con Boric y el buque de la Armada, el lunes Chile Vamos dijo que ya estaban acostumbrados a sus errores. ¿Crees que abusó?

-Cometió un abuso y además es incoherente porque hizo un viaje de lujo. Me parece que estos jóvenes, tanto Boric como Jackson, no es que no tengan derecho a vacacionar en resorts elegantes o que hagan viajes familiares que cuestan mucha plata para poner una placa. Creo que es muy incoherente con lo que predican y no practican.

-¿Cuál es esa incoherencia?

-Ellos defienden un pensamiento y un modelo donde uno pensaría que la austeridad es muy importante, pero ese viaje que cuesta millones no podría realizarlo una familia pobre. Eso se supone que lo hacen los ricos y hacen uso y abuso de las instituciones del Estado. Yo te aseguro que si eso lo hubiese hecho la familia de Piñera le sacan la porquería.

-La misma Armada dijo que estos eran viajes normales, que no significaban gastos extra y que cualquier persona puede realizarlos inscribiéndose.

-Pero es un lujo el que se dan para demostrar que son los Boric y tiene una cosa media clasista.

-Algunos cuestionan que hay una intención de criticar por criticar con un afán comunicacional. ¿Hay algo de eso?

-No, porque al final uno contrasta el discurso con la acción. Si alguien tiene mucho dinero para tomar un buque de la Armada e ir a una isla y poner una placa, es clasista. La izquierda es muy incoherente y se han puesto muy burgueses porque hacer eso es una burguesía. Le exigen al pueblo y abusan de ellos para sacar adelante eso que ellos logran: el poder. Yo hablo mucho de la clase media popular, ése es nuestro partido, pero como opción de vida. Yo estoy en Fonasa, tengo un auto barato, si me enfermo de un cáncer, voy a ir a un hospital público, no tendría cómo ir a una clínica privada, no tengo un bien raíz, nunca he logrado el dinero. Cuando yo te digo que hay que ser coherente con el discurso y la praxis que uno lleva, yo exijo lo mismo y por eso lo critico. Yo hablo de la clase media popular y vivo como una mujer de clase media popular.

-¿Entonces planteas que es inconsecuente ser de izquierda y tener plata?

-Para el discurso que ellos tienen, sí. Ellos están en contra de los que tienen plata y abusan y lo que hacen es similar.

-Pero la crítica es contra los abusos…

-Yo no quiero que nadie cometa delitos ni abuse, pero es también un abuso cuando uno está en estos cargos y no poder andar en un auto normal. Hace unos días iba camino al Congreso y en el peaje veo en el auto bien elegante, que lo miré porque me gustan esos autos, aunque no los pueda comprar. Era un Lexus y era Osvaldo Andrade. Entonces, pensé: qué inconsecuencia más grande. Tú te puedes comprar un auto normal. Si hablas del pueblo, tiene que ser como una opción de vida… Yo los encuentro muy burgueses. Eso me pasa con la izquierda. A la derecha siempre la he encontrado que abusa desde el punto de vista de por qué querer concentrar tanto. Por eso yo soy de centro.

“Piñera logró una educación pública, gratuita y de calidad”

-Dices que la derecha abusa en concentrar tanto, pero Piñera es uno de ellos, la quinta fortuna más grande del país, y tú lo apoyas. ¿No es una inconsecuencia?

-No considero que él abuse porque cuando uno está en el área política, en un cargo como presidente, tienes que ver que todas sus políticas públicas apuntaron a la clase media y popular. Entonces me parece un muy buen candidato. También en áreas que para nosotros son muy importante: los Derechos Humanos. A diferencia de la izquierda, a Piñera no le tembló la mano ni le tuvo miedo a la derecha pinochetista de cerrar el Penal Cordillera o hablar de los cómplices pasivos. Piñera tuvo un gobierno de centro, no fue ultra liberal ni igualitarista como ha sido este gobierno. Yo creo que Piñera sí logró el proceso de una educación pública, gratuita y de calidad.

-Piñera nunca habló de gratuidad en la educación. Incluso se refirió a la educación como un bien de mercado…

-Pero sí lo hizo, fíjate. Digo que es un proceso porque nosotros no podemos pretender que las cosas se hagan de un día para otro. Cuando él instala la idea de los Liceos Bicentenarios de excelencia, que este gobierno ha querido borrarlos del mapa, le da la oportunidad a un niño de clase media popular de ir a ser el mejor y los padres están muy comprometidos con sus hijos. Esa es la educación pública de verdad. No es solo pensar en el lucro. El problema de la izquierda es que pensó la educación solo desde la perspectiva del lucro por lo que es muy economicista; lo de Piñera es más humanistas porque tiene que ver con lo integral.

-Los casos en que está involucrado -SQM, Lan Argentina, Exalmar-, ¿no le impiden ser candidato de tu sector?

-Hasta ahora son sus sociedades las investigadas, no él. Solo hay una querella del diputado comunista Hugo Gutiérrez, querellas que el diputado está acostumbrado a hacer y de las ocho que él ha llevado a cabo con personajes políticos, ninguna llegó a buen puerto. Piñera explicó muy bien la situación y no se esconde. A nosotros nos dejó conformes e incluso entregó voluntariamente información para esta investigación.

-Sin embargo, la Fiscalía pidió correos electrónicos que aún se niega a entregar. ¿Debiera entregarlos?

-Yo creo que no. Lo que hay es un afán del diputado Gutiérrez de intentar denostarlo como figura política porque concita el mayor apoyo en la opinión pública. No es que esconda algo, sino que es no prestarse al juego de la izquierda. No hay condiciones jurídicas de hecho que permitan culpar al presidente Piñera en esa situación que ya explicó.

-Esta semana, un dirigente de RN criticó que estabas figurando mucho en la vocería. ¿Qué pareció?

-Tomás Fuentes y otros se enojan con mis vocerías, pero Chile Vamos ha logrado notoriedad gracias a las vocerías del PRI, que son valientes y decididamente de oposición a este gobierno. Yo provengo de una cultura diferente de la gente más de derecha, porque mi origen es la DC. No soy conversa y sigo siendo humanista social cristiana. Nunca me he convertido en una persona de derecha. Por lo mismo, quiero que nuestras ideas de centro no se desvanezcan en un conglomerado de derecha, porque no somos lo mismo. Tomás, que es pupilo de Allamand, se enojó porque lo critiqué por un documento que hicieron público el fin de semana. Cuestioné que él siempre quiere saltarse la institucionalidad, e incluso propuso que fuéramos un partido único, pero nos opusimos porque no somos de derecha. Allamand sufre la tentación de creer que él es mucho más importante que el proyecto, pero no.

-Siendo declaradamente de centro, ¿por qué están en un bloque de derecha y no en uno de centro, con Ciudadanos y Amplitud?

-Porque el centro político ya no tiene espacio en la Nueva Mayoría y nosotros sí encontramos ese espacio con el presidente Piñera, quien viene de la DC también y tenemos mucho en común. Ellos (Ciudadanos y Amplitud) se arrogan ese espacio de centro pero no lo son. Nosotros encontramos una UDI con un giro hacia el centro, que no se niega al Estado solidario de ni una nueva Constitución. Como partido apostamos a que alguien nos escuche y nos dé un espacio político para defender nuestras ideas y que éstas queden plasmadas en un programa de gobierno. Amplitud, por ejemplo, proviene de una derecha que defendió a Pinochet en su momento. Ciudadanos, donde el ex ministro de Hacienda proviene de una ideología que defiende el igualitarismo. El centro no es eso.

“¿Por qué tendría que convertirse la sociedad en homosexual?”

-¿Cómo ves a la DC hoy en temas valóricos, como ex militante?

-Fue muy chocante que un ex DC que estaba en contra del aborto en la causal de violación, Pedro Araya, se haya parado de la comisión y haya dejado en su lugar a uno que estaba muy de acuerdo, Jorge Pizarro, para que se aprobara este proyecto emblemático de una presidenta que después le dio un premio a Javiera Blanco en un cargo vitalicio.

-¿Cómo? Estás insinuando que hubo una influencia de la ex ministra en el senador Araya

-Eso no puedo decirlo y no es una crítica a ellos como pareja. Pero me llama la atención que él, habiendo declarado su rechazo a la idea, haya salido de la Sala en un proyecto que a la Presidenta Bachelet le importa demasiado.

-En la DC también hay muchos que aprueban el matrimonio igualitario. ¿Cómo ves ese giro?

-Yo creo que ellos ya no son democratacristianos, porque ser demócrata y ser cristiano es defender la vida en cualquier circunstancia. En el matrimonio igualitario, quizás no es parte de la doctrina, pero sí dice relación con que etimológicamente hablando el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Nosotros respetamos mucho lo que son las relaciones de amor, incluso entre dos iguales y tienen toda su dignidad. Quizás esa unión que ellos esperan que se llame matrimonio puede tener otro nombre. Podrían llamarse “homomomios” o qué sé yo. Son homosexuales y no veo por qué tenga que ser una ofensa y ellos lo asumen con mucha personalidad…

-Pero lo etimológico es algo cultural que va evolucionando.

-Pero por qué nosotros los heterosexuales tenemos que ceder y no podemos defender algo que es nuestro. Así como ellos defienden sus espacios y sus derechos, que yo los respeto, por qué nosotros tenemos que ceder en entregarles todo, por qué tendría que convertirse la sociedad en homosexual y dejar de ser heterosexual si nosotros ganamos el espacio. Somos heterosexuales y defendemos ese espacio. No me parece lógico que hoy en las escuelas haya profesores que les dicen a los niños que la sexualidad no se define hasta como los trece años. O sea, que antes puede ser un hombre que no se define. Por qué tienes que engañar a un niño que se siente niño desde que nace.

-Espérate… ¿engañarlos?

-Por qué introducirles en sus mentes pequeñas y vulnerables que la sexualidad se define a los doce o trece años cuando no es así desde nuestra perspectiva de heterosexuales. Un niño nace niño y una niña nace niña. Hay casos excepcionales, los transgéneros, que obviamente sabe que tienen un tema y los padres saben de muy niños que tienen ese cambio, pero que interiormente se sienten del sexo opuesto. Y eso siempre ha sido tratado y no hay problemas. Pero enseñarles en general a los niños no me parece correcto.

-¿No es correcto enseñarles de sexualidad y orientación sexual a los niños?

-Eso sí. Pero no decirles a los niños que su definición sexual ocurre a los trece años.

-Eso dicen los expertos heterosexuales…

-Pero no tenemos por qué entregarles a los expertos heterosexuales o al Estado esa definición, no tenemos por qué quitarle a la familia el cómo uno quiere que el niño sea educado.

-¿Y si un niño no es educado en estos temas en su casa?

-A los niños siempre se les enseña, desde que nacen. El otro día en Los Simpsons mostraban cómo era la homosexualidad y la heterosexualidad quedaba completamente de lado, era divertido con su manera de ser. Mi sobrina lo miraba y ella se reía. Seguramente ella lo encontraba súper normal lo que le estaba enseñando la televisión, entonces en la hora de almuerzo lo conversamos y fue la forma de explicarle la forma que explican ahí no es lo único. No es la homosexualidad lo válido, lo que es, y que no todo el mundo es homosexual. Ella tiene derecho a que ella se sienta niña y no confundida de si es niño o niña. Ese derecho no se lo puede quitar la izquierda ni el Estado.

-¿Una niña que es lesbiana deja de ser niña?

-No lo sé.

-¿Cómo le enseñarías a un niño qué es ser homosexual?

-Le diría que un homosexual es alguien que nace con un cuerpo de hombre pero que siente como mujer. O una mujer que nace con vagina pero que siente como hombre.

-¿Apoyarías la adopción homoparental?

-No estoy de acuerdo y votaría en contra. Sin embargo, reconozco que quienes ya han adoptado los críen conforme a su forma homosexual de ver la vida. Eso tengo que respetarlo porque es una familia y tal como yo defiendo que nadie me quite mi oportunidad de cómo quiero criar a mis hijos, también es respetable como ellos quieran criar a sus hijos.

-¿Preferirías que un niño esté en el Sename o en un hogar homoparental?

-Yo parto de la base de que los hogares o centros no debieran existir y el niño debiera permanecer en su familia con todos los acuerdos necesarios. Un hijo nunca va a estar mejor que con su familia, aunque a veces sean un desastre. Pero por qué un niño tiene que caer en manos de un pensamiento ideológico, porque los homosexuales tienen una visión del mundo distinta. Pero estos temas no son los que más nos interesan como PRI porque son de un mundo de elite.

Comenta esta noticia