Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Mujer chilena en el sistema financiero: gana menos y es mejor pagadora Mujer chilena en el sistema financiero: gana menos y es mejor pagadora

El estudio "La Mujer en el Sistema Financiero", muestra con antecedentes comparativos el comportamiento económico de las mujeres desde el 2002 al 2015.

Nacional

Mujer chilena en el sistema financiero: gana menos y es mejor pagadora

Por Constanza Iriarte /Fundación PRODEMU 16 de Marzo de 2017

El 8 de marzo de 1857 se protestaba porque las mujeres ganaban menos de la mitad en comparación al salario de un hombre. Hoy, 160 años después, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) muestra que las mujeres perciben un 31,6% menos salario que un hombre en Chile.

En este contexto, los datos obtenidos por el Informe de Género de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (Sbif)  a través del estudio La Mujer en el Sistema Financiero, muestra con antecedentes comparativos el comportamiento económico de las mujeres desde el 2002 al 2015.

El hecho de percibir menos salario tiene efectos visibles. Pese a que las mujeres tengan más cuentas de ahorro (de cada 100 cuentas de ahorro, 58 son de mujeres), del total de todas las cuentas, el monto global de ahorro acumulado es un 4% inferior y el saldo promedio de ahorro, o la ganancia por movimiento de la cuenta, es un 31% menor.

A su vez, la cobertura al acceso de productos de crédito aumenta significativamente con los años, donde los hombres ocupan un 65% de créditos y mujeres 154%. Hace décadas que las mujeres se encuentran insertas en el mundo laboral formal y en muchos casos es la principal sostenedora del hogar. En este sentido, “la estructura de deuda entre hombres y mujeres es diferente”, así resume la Sbif el que “cada 100 pesos de crédito contratado por mujeres, 60 van destinados al financiamiento hipotecario”. En el caso de los hombres cada 100 pesos destinan 55 al mismo fin.

Las mujeres piden más créditos, sin embargo, del total de morosos, tienen un 13% menos de deudas en relación al grupo masculino. Sumado a lo anterior, de los 18,3 millones de cuentas corrientes existentes hasta el 2014, solo el 38% pertenece a mujeres, situación contraria a la cuenta vista, considerando que los requisitos económicos son diferentes. La brecha de género disminuye, entonces, de un 12% a 2% durante el período 2002- 2014.

El estudio concluye que es evidente que la participación desigual en el sistema financiero es un reflejo de la brecha de género, siendo importante destacar la inequidad salarial y aunque las mujeres tengan mejor comportamiento financiero existen diferencias en el acceso a mejor situación económica para la mujer y su familia.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post