Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Pdte. Centro Alumnos Instituto Nacional: “Es imposible terminar con la selección”

Xavier Opazo asegura que "hay desconfianzas lógicas con Eyzaguirre y el Gobierno", pero que están dispuestos a conversar formalmente si reciben una invitación desde el ministerio.


País

26 de mayo, 2014

Autor:

Tema de El Dínamo

/ Agencia Uno / Agencia Uno

Desde el viernes el Instituto Nacional está en toma. Se sumaron al descontento del Liceo Darío Salas, también movilizados, por la reforma educacional que anunció el Gobierno –que incluye fin al lucro, al copago y a la selección– y que aseguran “no está tocando los problemas de fondo de la educación chilena”.

Así lo advierte el presidente del centro de alumnos del Instituto Nacional, Xavier Opazo (17), quien explicó a El Dínamo que la reforma educacional, tal como ha sido planteada, no ataca la calidad y que la selección “va a terminar desapareciendo sola una vez que yo en cualquier parte me pueda educar de la misma manera y con la misma calidad que acá”.

-¿Los primeros proyectos de la reforma educacional van en línea con lo que piden los secundarios?

-Esta reforma que impulsa el Gobierno no tendría un cambio profundo a no ser que iguale la calidad en la educación chilena, que se inyecten recursos y mejore la carrera docente, además se meterse en la legislación de los colegios privados. Si eso no se hace, esta reforma va a quedar como un maquillaje de un sistema que va a seguir igual. Pedimos cambios profundos en la reforma educacional, por eso nos empezamos a movilizar nuevamente.

-Desde la Confech han dicho que se tomaron las consignas del movimiento pero se modificó el contenido. ¿Lo ves de esa manera?

-Hay varias consignas que nosotros compartimos pero el tema es que la reforma no va en línea con lo que nosotros hemos solicitado. Simplemente medidas administrativas y falta discutir principios de educación. Además, ésta es una reforma que se está haciendo de espalda a los movimientos sociales.

-¿Se sienten marginados de la discusión?

-Fue hecha a espaldas de los estudiantes. Es lógico que va a tener cosas que no iban en la profundidad que nosotros pedíamos y que no significaban cambios reales.

-El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, dijo que “negociaría” con el Colegio de Profesores, pero que “conversaría” con el movimiento estudiantil. ¿Cómo interpretan esa señal?

-Nos hemos dado cuenta de las finalidades del ministro. Es cosa de ver la ambigüedad con que respondió anteriormente. No esperaría más. Por eso los estudiantes decimos que estamos alerta, que estamos ahí y que vamos a seguir movilizándonos si consideramos que en la educación no se hacen los cambios pertinentes.

¿Tienen la disposición a sentarse a conversar con él?

-Eso se va a definir de acuerdo a una invitación formal que no llegue desde el ministerio y dependiendo del avance que vayamos teniendo en la movilización. Hoy llamamos a los demás compañeros de distintos colegios a empoderarse y a generar discusión, a ganarse sus espacios, a generar una posición y a construir unidad como movimiento estudiantil secundario.

-¿Hay confianza en el ministro?

-Hay desconfianzas lógicas hacia el ministro y el Gobierno. No vamos a permitir que nuevamente salga una reforma educacional que no cambie en lo absoluto el sistema de mercado dentro de la educación. Comprendemos que hay que avanzar, pero por eso estamos levantando estas peticiones.

-Los anuncios del 21 de mayo incluyeron, por ejemplo, la gratuidad del pase escolar todo el año, uno de los primeros planteamientos de la revolución pingüina de 2006. ¿Es un avance?

-Es una gran deuda que mantenía el Gobierno con los estudiantes. Nosotros no estamos de la TNE, ni de algo así; hoy estamos pidiendo cambios profundos en la educación y por eso nos estamos movilizando y creemos que la Tarjeta Nacional Estudiantil (TNE) en ningún caso aporta a un cambio en la educación.

¿Fin de la educación de mercado?

-¿Crees que las medidas anunciadas de esta reforma fortalecerán la educación pública, como dijo la Presidenta Michelle Bachelet?

-Son solo maquillajes, como el fin a la selección. Si no igualamos la calidad educativa en Chile, si no hacemos que cualquier colegio en cualquier parte de Chile sea de la misma calidad, difícilmente va a haber un cambio en la educación que nosotros buscamos.

-¿Pero se acerca a la lógica de corregir la educación de mercado?

-La reforma educacional debe buscar cosas que no sean solo administrativas, sino que comprenda principios reales sobre la educación. Mientras eso no se haga, no va a haber cambios concretos en la educación chilena.

-¿Como qué cosas?

-Inyección de recursos en la calidad de la educación, eliminar las distintas trabas administrativas que tiene un colegio para reponer un simple vidrio; son cosas que nos dejan en desventajas como educación pública. Para eso necesitamos una desmunicipalización.

-¿Y el fin del copago? En teoría busca terminar con esa lógica.

-El proyecto de reforma que presentó el Gobierno deja muchos vacíos legales, muchas dudas, muchas cosas que la ley ya consagra y se plantean como grandes cambios, pero, sin embargo, no hay claridad. O sea, un sostenedor podría fijarse una ganancia legítima de más de 20 millones, entonces seguiría lucrando. Hay que ver propuestas claras sobre cómo no vamos a permitir el lucro en la educación.

-El Instituto Nacional es uno de los símbolos de la selección de alumnos y con la reforma los emblemáticos no podrán hacerlo de la misma manera. ¿Crees que sin este proceso se va a afectar la calidad educativa del colegio?

-Si bien nosotros no estamos a favor de la selección, comprendemos que estos son colegios que tienen un valor agregado y eso es lo que se está buscando. Por tanto, el fin a la selección debe ir primero con algo que mejore la calidad de los colegios, que le dé un sentido y un valor a lo público. Mientras eso no exista, cosas como éstas no van a cambiar en lo absoluto.

-¿Sin selección es nivelar hacia abajo?

-Más que nivelar hacia abajo, no se está atacando ningún punto de desigualdad que tiene la educación chilena.

-Pero, ¿eliminar la selección no ayuda a emparejar la cancha?

-Mientras a cancha no se empareje, es imposible terminar con la selección. La selección va a terminar desapareciendo sola una vez que yo en cualquier parte me pueda educar de la misma manera y con la misma calidad que acá.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia