Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Proyecto “Starlight” Chile permitirá acercar la astronomía al ciudadano común

Las instalaciones de los observatorios que operan desde hace años en Antofagasta no están pensadas para la divulgación popular de la astronomía, por lo que surgió este proyecto para fomentar también el turismo.


Redes

29 de junio, 2014

Autor:

/ EFE / EFE

El proyecto “Starlight”, que certifica el cielo de la región de Antofagasta como uno de los mejores lugares del mundo para contemplar el cosmos, permitirá acercar la astronomía al ciudadano común, destacó José Aravena, director de la fundación EuroChile, promotora de la iniciativa.

La Unesco ha certificado tres lugares de este región del norte de Chile, enclavada en mitad del desierto más árido del mundo, como los mejores para contemplar el firmamento, un reconocimiento que tiene mucho de científico, pero también un poco de turístico.

“Estos cielos ya tenían fama mundial, porque en esta zona se han concentrado enormes inversiones científicas con observatorios internacionales como los Cerro Paranal y ALMA”, explica el responsable de EuroChile, una fundación que busca extender en el país lo mejor del conocimiento del viejo continente.

Pero las instalaciones del Observatorio Austral Europeo, la NASA y las agencias asiáticas que operan desde hace años en Antofagasta no están pensadas para la divulgación popular de la astronomía, sino para sacarle todo el rendimiento a los costosos telescopios allí instalados.

“Por eso surgió la necesidad de darle alguna salida a la demanda turística de observación de los cielos”, explica José Aravena.

Esta certificación, en la que además de EuroChile trabajaron la Universidad Católica del Norte y el programa gubernamental Innova, también acarreó una investigación científica para comprobar que en esos lugares los turistas podrían observar las estrellas “prácticamente a ojo desnudo o con un equipamiento muy elemental”.

“El turismo astronómico -señala Aravena- tiene un desarrollo muy importante en Estados Unidos y más recientemente en Europa y en parte de Asia. Son turistas de alto ‘standing’, que disponen de recursos para desplazarse a lugares remotos. Por lo tanto, es un turismo muy atractivo para el norte de Chile”, que hoy prácticamente está limitado a las salinas y los géiseres de la zona San Pedro de Atacama.

Para que lleguen más viajeros hace falta mejorar la infraestructura turística y ahí es donde aparece de nuevo esta fundación empresarial, cuyo principal objetivo es acercar la tecnología, el conocimiento y los mercados europeos hacia Chile.

Obtenida la certificación “Starlight”, EuroChile se volcará ahora en la capacitación y creación de una oferta turística por parte de los tour operadores locales de Antofagasta, San Pedro y Calama.

“Tenemos que instruirles y ponerles en contacto con los mercados”, indica Aravena, quien recalca: “nuestra labor siempre es facilitar que los científicos hagan su trabajo y los empresarios el suyo”.

El director de EuroChile sostiene que en materia de I+D+i, la relación del sector publico con el privado debe ser de “absoluta cooperación”.

“Si hay un ámbito en el cual es necesario esta alianza es en los temas de ciencia, tecnología e innovación, porque por un lado hacen falta los recursos del sector privado y por otro, el apoyo de los organismos públicos”.

“Sin uno de los dos, esto va a cojear siempre”, advierte José Aravena, quien considera que el elemento clave para el desarrollo de Chile hoy día es la innovación. “Si no somos capaces de agregar valor a nuestra producción, será muy difícil dar el salto hacia el desarrollo que todos esperamos”, asegura.

“Y ahí, la colaboración chileno europea es muy significativa”, porque en el viejo continente, más allá de la crisis, “existe un acervo de conocimiento y tecnología en temas como las energías renovables, la agroindustria y el medio ambiente que puede ser muy útil para Chile”, concluye. 

Comenta esta noticia