Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Científico chileno prueba posible cura para el cáncer en Estados Unidos tras años de investigación Científico chileno prueba posible cura para el cáncer en Estados Unidos tras años de investigación

El hallazgo del doctor en Ciencias Biomédicas Julio César Cárdenas tuvo tal impacto entre la comunidad científica que la Universidad de California Santa Bárbara invitó al académico chileno a realizar pruebas en sus laboratorios.

Tendencias

Científico chileno prueba posible cura para el cáncer en Estados Unidos tras años de investigación

Por 9 de noviembre de 2017

Tras de 10 años de trabajo, el investigador principal del Laboratorio de Metabolismo Celular y Bioenergética de la Universidad de Chile, el doctor en Ciencias Biomédicas Julio César Cárdenas, publicó en la revista Cell Reports que había descubierto una manera de frenar la manipulación de las células tumorales en el cáncer de mamas y de próstata, tras pruebas en ratones y células humanas.

El hallazgo tuvo tal impacto entre la comunidad científica que la Universidad de California Santa Bárbara invitó al académico chileno a realizar pruebas en sus laboratorios para llegar finalmente a la prueba en humanos.

El descubrimiento de Cárdenas se centra en cómo frenar la producción de calcio a nivel celular para evitar la proliferación de las células cancerígenas. Para esto, utilizaría una molécula de una esponja marina de la Polinesia, que permite frenar la producción de calcio y que las células cancerígenas mueran. Las células sanas no morirían ya que acumulan energía.

Para comprobar su teoría, en entrevista con LUN, Cárdenas explica que durante 7 años realizó pruebas en células humanas in vitro y en modelos animales (ratones). Así, pudo comprobar una disminución de un 50% del crecimiento del tumor en ambos tipos de cánceres.

Las pruebas en ratones del compuesto sintético idéntico al de la esponja polinésica, el que fue creado junto a la Universidad de California, se han venido desarrollando desde hace un mes, para determinar las reacciones adversas, la toxicidad y las dosis. Las pruebas en humanos, cuenta el investigador, sería posible recién en 10 años.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día