Cerrar
Cerrar publicidad

Deportes

Guarello hace tambalear el Maratón de Santiago con cifras de desfibriladores y explica el negocio de los organizadores

El periodista apuntó contra los "pobres" protocolos de emergencia, los que están muy por debajo "de los estándares de las grandes maratones mundiales”.

Guarello hace tambalear el Maratón de Santiago con cifras de desfibriladores y explica el negocio de los organizadores
Por 15 de abril de 2019

“Hasta que alguien murió” se titula la columna que Juan Cristobal Guarello publicó en el diario La Tercera donde realizó una dura crítica a la organización de la Maratón de Santiago tras la muerte de Claudio Agurto, quien sufrió un taponamiento cardiaco durante la carrera por los 21 kilómetros.

El periodista apuntó, directamente, contra los “pobres” protocolos de emergencia, los que están muy por debajo “de los estándares de las grandes maratones mundiales”.

En ese sentido, manifestó que la “Maratón de Santiago cuenta con apenas 25 desfibriladores para 33 mil corredores (uno cada 1.320 participantes). En comparación, el Maratón de Buenos Aires tiene 71 para 20 mil corredores (uno cada 281). Y hasta el modesto Maratón de Temuco, organizado y controlado por la Fedachi, tiene un desfibrilador cada 625 corredores, el doble que en Santiago”.

“Entonces, la noticia era: un desfibrilador no le hubiera salvado la vida a Claudio Agurto, pero de haber podido salvarlo, tampoco estaba a mano”, agregó, por lo que sus dardos apuntaron directamente a la Corporación que lleva a cabo el evento deportivo.

Así, recordó que “la competencia fue despojada de la Fedachi por los antiguos dirigentes que la transformaron en un cortijo personal, obteniendo millonarias ganancias. Pagando una inscripción carísima y sin control de estamento técnico alguno, miles de chilenos salen bienintencionadamente a correr por las calles, sin controles médicos acorde, sin horarios adecuados y sin la protección en la ruta que corresponde. Un maratón, aclaro, que en términos técnicos apenas se sindica como una corrida masiva, ya que carece del aval de la Fedachi, la Consudatle y la IAAF, no aparece en el calendario mundial y sus resultados no son válidos para los atletas federados”.

Cuestionó también que el abogado Fernando Jamarne que encabeza la cita, “no haya dado una sola explicación pública por la fatalidad que hubo en la competencia que bien supo hacer propia como vicepresidente de la Fedachi. Él, que fue tan diligente y veloz para ir a pedir que me echaran de todos los medios donde trabajaba cuando denuncié el despojo sufrido por la Federación Atlética de Chile por parte de los antiguos dirigentes, no es capaz de decir cuatro palabras dando la cara o, al menos, un pésame a la familia del corredor que falleció en su “emprendimiento”“.

Al cerrar, Guarello espera que “el Estado chileno, a través del Mindep, exija a la Corporación Maratón de Santiago que regularice todos sus protocolos y que, además, tenga una fiscalización de un organismo técnico competente como la Fedachi. Claro, primero tienen que pagarle todo lo que le deben al atletismo chileno por dejarlo sin su principal activo”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día