Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Actores del mundo estudiantil analizan el presente de la Confech y su menor representatividad

Miembros de federaciones de diferentes universidades del país cuestionan el rol de la Confech e indican que ha tenido -en ocasiones- un actuar tardío y más ligado a la política que a las prioridades reales de los estudiantes.

Actores del mundo estudiantil analizan el presente de la Confech y su menor representatividad
Por 31 de Mayo de 2019

El 25 de abril se llevó a cabo la primera marcha de la Confech (Confederación de Estudiantes de Chile) en lo que va del año, la cual tuvo como lema “Tu futuro tiene deudas”, apelando a una educación gratuita universal, y congregó a 7 mil asistentes en Plaza Italia, según cifras de la Intendencia Metropolitana.

Si bien, en su momento, las voceras de la marcha rebatieron dicho número, tras afirmar que fueron cerca de 60 mil quienes participaron en la manifestación en Santiago y 100 mil a lo largo de Chile, las cifras igualmente no dejan de ser menores de lo que aconteció, por ejemplo, en 2011, cuando marchas como la “de los paraguas” reunió a alrededor de 240 mil asistentes en todo el país.

Pero la disminución en cuanto a la masividad de las marchas no es el único antecedente que da cuenta de una baja en la participación estudiantil. Ejemplo de ello, es que en las elecciones de la FECh (Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile) de este año sólo emitió su voto un 25,8% del padrón electoral. Asimismo, en la FEC (Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción) las elecciones congregaron tan sólo a cerca de un 10% del padrón electoral, a pesar de ser estas dos federaciones potentes al interior de Confech.

Ante este escenario, diversos líderes estudiantiles, tanto de planteles estatales como privados, se preguntan acerca del rol de la Confech y su poder de convocar e influenciar. Reacción tardía, foco en críticas al gobierno y no en las necesidades más cotidianas de los estudiantes, además de politización en su actuar, son algunas de las razones que se indican como causales de las situaciones antes citadas, e inclusive se afirma que lo que fue el movimiento estudiantil hace algunos años “prácticamente ya no existe”.

El porqué de la baja participación estudiantil

Para entender las razones que hay detrás de la baja participación de los universitarios en diversas instancias, tales como las mencionadas anteriormente, El Dínamo conversó con distintos actores del mundo estudiantil, quienes analizaron la situación y entregaron los que, a su parecer, podrían ser algunos de los detonantes.

Dentro de este contexto, Emilia Schneider, presidenta de la mesa interina de la FECh (Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile), realizó un mea culpa al respecto: “Yo creo que hoy hay ser bien autocríticos con lo que está ocurriendo con las federaciones y con la Confech. Y es que durante años nos hemos alejado de las brechas de los estudiantes, nos ha costado ser una expresión legítima, por ejemplo, de lo fue la Movilización Feminista. Entonces, creo que más que pensar en una relación que parte desde afuera, creo que hoy día la FECh tiene que aportar a acortar esta brecha, tiene que aportar a que la Confech sea un articulador, un dinamizador de las movilizaciones y mantener abierto –por ejemplo- debates como la educación pública feminista y lo que se viene ahora respecto a educación sexual”.

En tanto, Valeria Tapia, quien recientemente asumió como presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC), en el marco de un proceso en cuyo balotaje votaron tan sólo cerca de 2 mil estudiantes de los más de 25 mil que tiene el plantel, afirmó que “desde mi percepción, la baja de la participación de los estudiantes, como lo fue en la última movilización, también se debe a que se ha tomado una postura bastante crítica hacia lo que es la Confech, y esto es porque el espacio de la confederación ha reaccionado de manera tardía algunas veces en cuanto a lo que está pasando a nivel país”.

Pero, ¿qué ha motivado dicho distanciamiento y reacciones tardías? Para Florencia Barañao, presidenta de la FeUANDES (Federación de Estudiantes de la Universidad de los Andes), el tema pasa porque “muchas veces se enfocan en criticar al gobierno de turno en vez de resolver las problemáticas que viven todos los alumnos de nuestro país, que sabemos que existen, como -por ejemplo- la realidad que vive la Junaeb, que con lo que te dan no alcanzas a comprar nada”.

“Yo creo que está ese sentimiento de que mucha gente ve a la Confech con ese fin, como un puente para después dedicarse a la política, olvidándose del fondo de nuestro quehacer: que es velar por todos los jóvenes del país”.

Asimismo, Barañao agregó que “yo creo que también ha jugado a lo mejor un poco en contra el que crecimos viendo figuras como Camila Vallejo, Karol Cariola y Giorgio Jackson, quienes pudieron representar muy bien las demandas estudiantiles, y que ahora están en la política. Entonces, yo creo que está ese sentimiento de que mucha gente ve a la Confech con ese fin, como un puente para después dedicarse a la política, olvidándose del fondo de nuestro quehacer: que es velar por todos los jóvenes del país”.

Pese a ello, la líder de la Universidad de los Andes, destacó que “dentro de la Confech está la petición, que ha salido de la Universidad de La Serena, de que volvamos a aterrizar los problemas más centrados en los alumnos, y esa en el fondo es la postura que también queremos tomar nosotros”.

Siguiendo esta misma línea, Pedro Doren, vicepresidente de la FEUDD (Federación de Estudiantes de la Universidad del Desarrollo), relató que “hay gente que decía que si la Confech se va a dedicar a criticar a Piñera por criticar, ¿hasta qué punto el estudiante cree que estamos velando por sus intereses? O sea, si el estudiante no ve, por ejemplo, el tema de los medidores de la luz como lo más importante, no le va a hacer sentido cuando la Confech esté llamando a marchar”.

Muy similar es la visión que tiene Mario Valdebenito, presidente de la Federación de Estudiantes de Universidad Católica de Santísima Concepción (Feucsc) y quien enfrenta un complejo proceso de destitución. “Una de las causas por las que las federaciones están bajando su votación se debe que se están alejando del centro, que en este caso son los estudiantes, y se están yendo muy fuerte hacia sus partidos o movimientos políticos, dejando de lado los intereses de los estudiantes. Entonces, producto de eso vemos actualmente a una Confech muy fragmentada, está el Partido Comunista por un lado y el Frente Amplio por otro, no se ponen de acuerdo entre ellos, por ejemplo, con los temas del Feminismo. Falta bastante altura de miras y darse cuenta de lo que uno está haciendo quizás no es lo correcto. Hace falta escuchar más”.

“Lo que yo creo es que el movimiento estudiantil prácticamente ya no existe, y he ido viendo su decadencia desde que entré a la universidad en 2013″.

E incluso hay quienes son más tajantes, como Juan Carlos Bustos del CDA (Centro de Derecha Universitaria) y quien fue secretario ejecutivo de la FECh durante el período 2018-2019. “Lo que yo creo es que el movimiento estudiantil prácticamente ya no existe, y he ido viendo su decadencia desde que entré a la universidad en 2013. Antes tú podías ver que existía un apoyo generalizado del estudiantado por ciertas causas y por ciertas banderas que movía y levantaba la Confech y en general las federaciones más grandes de izquierda”, detalló Juan Carlos.

“Evidentemente es una cuestión que se aleja un poco del estudiantado promedio y deja de ser tan convocante, deja de llamar al estudiante despolitizado”.

Y es que, para Bustos, dicha situación tiene lugar porque “por ejemplo en la FECh, pasa que a los únicos que les interesa es a los militantes de partidos y de movimientos. Sí, la FECh ha tomado posición sobre muchas cosas durante los últimos años y puede tomar posición respecto a todas las cuestiones que pasan, pero se basa en el programa de los partidos de izquierda que están en el momento en el poder. Entonces, evidentemente es una cuestión que se aleja un poco del estudiantado promedio y deja de ser tan convocante, deja de llamar al estudiante despolitizado”.

Sin embargo, para la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago (Feusach) y  vocera de la Confech, Constanza Urtubia, dicha situación no ha sido tal, ya que “siempre la preocupación de la Confech ha sido el bienestar de los y las estudiantes, y por eso nos movilizamos por elementos como el CAE 2.0, como Aula Segura dentro de nuestra universidad, y hemos sido nosotros los que hemos presentado también cartas al Ministerio de Educación, emplazando a que se hagan cargo de las problemáticas de salud mental de hoy. Entonces, no se ha dejado de lado en ningún caso el bienestar de los estudiantes”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día