Vivaldi y la gran oportunidad que entrega una nueva Constitución: “Que vuelva a haber educación pública”

Para el rector de la Universidad de Chile, la redacción de una Carta Magna podría permitir que se fortaleciera la educación pública, la cual habría sido desfavorecida con la Constitución de 1980.

Vivaldi y una nueva Constitución:
Por

Salud y educación son dos de los principales temas a los cuales se alude al momento de apelar a la necesidad de una nueva Constitución. De hecho, uno de los argumentos que se esbozan se refiere a incluir en una nueva Carta Magna mecanismos que garanticen estos derechos fundamentales. Esto, considerando que hoy “no hay un mecanismo o garantía universal del derecho a cargo del Estado”, según explicó a EL DÍNAMO el abogado constitucionalista y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Central, Emilio Oñate.

Dentro de este contexto, el impacto que podría tener una nueva Constitución, por ejemplo, en materia educacional, podría ser más que relevante, a tal punto de darle un giro radical a la educación pública. Así lo destacó el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi.

“La Constitución de 1980 señala cuestiones claves para la educación, que es una situación extrema de prescindencia del Estado y de terminar manejando el tema educacional como un tema de transacciones económicas. Ante esto, lo que se consigue es exactamente lo opuesto a lo que Chile había cultivado por muchas décadas; que la educación pública sirviera para la cohesión social. La aplicación de los dictámenes de la Constitución incita a la segregación, a que la gente que tiene un poco más de plata pague un poco más para que sus hijos no se junten con los que tienen menos plata”, indicó a EL DÍNAMO el rector Vivaldi.

En esa línea, la máxima autoridad de la Universidad Chile hizo énfasis en que una nueva Carta Magna podría permitir “que vuelva a haber educación pública“, contemplando que en cierta medida lo que se hizo con la Constitución del ’80 fue “arrasar la educación pública en los niveles medios”.

Específicamente, en relación a la educación superior, Ennio Vivaldi planteó que por medio de la redacción de una nueva Constitución está la oportunidad de volver a instalar los conceptos propios de la universidad pública y determinar cuál es el camino que como país queremos seguir en este ámbito.

Esto último, considerando el relevante papel que puede llegar a jugar. “Cómo será de importante la Constitución que, hoy día, estamos viviendo todos los recortes que les están haciendo a las universidades tradicionales, aduciendo que tienen que darle gratuidad al resto del sistema; a las privadas nuevas. Todas esas cosas no surgieron ni del Ejecutivo anterior, ni del Congreso anterior, ni de las universidades en el período anterior, sino que surgieron del fallo del Tribunal Constitucional cuando apelaron al Tribunal Constitucional. Eso fue lo que derrumbó la gratuidad. Eso da una idea de cuán importantes son los preceptos que hay en la actual Constitución para la educación en general y para la educación universitaria en particular”, ejemplificó Vivaldi.

Alta participación de jóvenes en el plebiscito

Si hubo algo que caracterizó a esta histórica jornada de votación fue la alta participación de los ciudadanos, siendo común ver en las largas filas de los locales a muchos jóvenes esperando su turno para ejercer su deber cívico.

Aunque el entusiasmo por esta instancia era evidente y se hizo notar desde un principio, la gran afluencia de jóvenes y estudiantes fue una grata sorpresa para muchos, entre ellos para el rector Vivaldi, quien afirmó que “es clave que los jóvenes entiendan que hay posibilidad real de construir un futuro en el que ellos sean partícipes. Ellos eran herederos de un sistema que no tenía ninguna posibilidad de cambiar y que no les gustaba, y contra lo cual claramente se rebelaban”.

Ante ello, el rector de la Universidad de Chile se mostró optimista y planteó que ojalá esto ayude a la generación de diálogos y a que predomine la paz social.

“Uno siempre va a querer desde la universidad que se impongan los métodos racionales, de respeto al prójimo, de conversación, de paz, y vamos a hacer todo lo posible porque eso así sea. Y eso va a depender de que logremos convencer a los jóvenes que este es el camino; el camino del diálogo, de esta Asamblea o Convención Constitucional, como quiera llamarse, y la clave es que el país dé señales claras de que eso va en serio, que la gente va a ser escuchada y se va a hacer lo que ellos piensan”, concluyó la máxima autoridad de la Universidad de Chile. 

Más Educación

Últimas noticias

Populares

Recomendados