Las 10 curiosidades que marcan la primera renuncia papal en casi 600 años

A partir de este jornada Joseph Ratzinger será llamado "papa emérito", se destruirá su anillo y sello, pero podrá seguir vistiendo de blanco; pese a optar por una vida de retiro no descarta asesorar al nuevo Pontífice. Además ha dicho que se dedicará a la lectura, a ver las películas en blanco y escuchar música clásica.

Por
Las 10 curiosidades que marcan la primera renuncia papal en casi 600 años
Compartir

Cuando este jueves a las 20:00 horas de Italia (16:00 horas en Chile) se concrete la renuncia por motivos de salud del Papa Benedicto XVI al cargo de Santo Padre una serie de elementos cambiaran en la vida de Joseph Ratzinger, el papa que hace casi 8 años sorprendió por la rapidez de su elección como el Santo Padre número 265, en poco menos de 24 horas y tras sólo cuatro votaciones. Un complejo ceremonial marcará la salida del alemán del Vaticano. Conoce aquí los detalles: 

1.- Una dimisión sorpresiva y el peso del nombre:

La dimisión de papa sorprendió al mundo. Y es que una decisión de este tipo no se adoptada desde hace casi 600 en años en la Iglesia Católica. De hecho, resalta como la primera en producirse específicamente desde 1294, fecha en la que Celestino V dejo el puesto.

Pero eso no es todo. Ratzinger es el tercer “Benedicto” en la historia que renuncia como jerarca de la iglesia. Anteriormente, lo hicieron Benedicto V (964) fue obligado a exiliarse a Hamburgo; Benedicto VI (973-974) fue asesinado en el castillo de San Angelo de Roma y Benedicto X (1058-1059) renunció por propio convencimiento y se convirtió en simple cardenal,tal como informa Noticias24.com.

2.- La destrucción del anillo y el sello papal:

Cuando Benedicto XVI deje de ser papa se quitará el anillo del Pescador, que simboliza el poder pontificio, y éste será destruido o machacado, según contempla la normativa vaticana.

En este caso, como se trata de una renuncia, el anillo se lo quitará el mismo Ratzinger y lo entregará para su destrucción, ya que la normativa vaticana obliga a que los objetos relacionados directamente con el ministerio petrino “tienen que ser destruidos”.

Al igual que el anillo, también quedará inutilizado el sello de plomo que usa el pontífice para sellar documentos importantes, entre ellos las bulas. Esta son sólo dos de las particularidades que marcarán la salida del Pontífice alemán desde el Vaticano.

3.- Los titulos que conserva:

Joseph Ratzinger conservará el título de  “papa emérito” o “Romano Pontífice”También seguirá siendo llamado por su título papal, Benedicto XVI, en lugar de regresar a su nombre original y mantendrá el título de “su santidad” Benedicto XVI, de la misma forma en que, por ejemplo, los ex presidentes de EE.UU. siguen siendo llamados “presidentes” una vez que dejan la Casa Blanca. “Emérito” significa en latín “retirado”, del verbo “emereri”, es decir, alguien excusado de seguir ofreciendo sus servicios, consigna BBC Mundo.

4.- Sencilla vestimenta blanca y zapatos:

Pese a dejar el cargo de cabeza de la Iglesia, el ex papa podrá seguir vistiendo una sotana blanca, aunque ésta deberá ser sencilla que la de papa; también cambiará sus zapatos rojos por unos marrones hechos a mano por un zapatero en México durante su más reciente visita a ese país el año pasado.

5.- Hacia una nueva casa:

Luego de abandonar el Vaticano alrededor de la  5.00 de la tarde (hora italiana) en un helicóptero y en medio de las campanadas de despedida que le dedicarán desde la Basílica de San Pedro, el ahora papa emérito, se trasladará a la residencia de Castel Gandolfo, hasta allá lo acompañaran sus dos secretarios y las cuatro seglares consagradas que le ayudan, la llamada “familia pontificia”, publica 10minutos.es

En este lugar el ex Santo Padre dirigirá unas palabras a los lugareños y a las 20:00 horas renunciará formalmente retirándose a sus habitaciones. Este horario fue elegido precisamente por ser la hora en que Ratzinger deja sus labores diarias. 

Tras vivir tres meses en este lugar, Ratzinger se instalará definitivamente en el convento Mater Ecclesiae que hizo edificar Juan Pablo II en 1992, dentro del propio Vaticano, donde será atendido por cuatro monjas. Posiblemente nunca más se le vuelva a ver en público.

La normativa vaticana  contempla que tras la muerte -o en este caso renuncia- del papa, el apartamento papal del Vaticano tiene que quedar libre y es sellado hasta que haya nuevo papa.

El papa Ratzinger vivirá a poco más de un centenar de metros del Palacio Pontificio, en cuya tercera planta está el apartamento papal, que alojará a su sucesor y en el que se acometerán en fechas próximas las obras de restauración que sean necesarias.

6.- Una vida de retiro… pero con música, libros y gatos:

Al anunciar su dimisión, el Papa afirmó que dedicará su tiempo a orar por la Iglesia y que se mantendrá oculto del mundo.. Además dijo que se dedicará a leer y a escribir. El pontífice cuenta con una biblioteca con más de 200.000 títulos; además le  gusta tocar el piano. Es bien conocida su pasión por las composiciones de Wolfang Amadeus Mozart, de quien ha dicho que  “en Mozart cada cosa está en perfecta armonía, cada nota, cada frase musical y no podría ser de otra manera”.

Joseph Ratzinger igualmente se ha declarado fan de las comedias en blanco y negro y los gatos. Se sabe que tiene al menos uno, Contessina, que ya vive en Mater Ecclesiae.

7.- Responsabilidades e influencia:

Benedicto XVI no tendrá más responsabilidades administrativas u oficiales. No obstante,  su hermano mayor, Georg Ratzinger, indicó que éste no descarta asesorar al nuevo Papa si este lo solicita. 

Con todo, no tiene planeado participar en el cónclave que elige a su sucesor (como tampoco lo hará ningún cardenal mayor de 80 años). Sin embargo, su influencia será sentida, debido a que fue él quien designó a 67 de los actuales 115 cardenales que tomarán parte en el cónclave. Muchos altos jerarcas de la Iglesia Católica han estado releyendo los discursos dados por Benedicto XVI antes de su retiro para tratar de identificar claves sobre las cualidades que él cree su sucesor deberá tener.

8.- El fin del papa twittero:

Con el inicio de la llamada Sede Vacante, es decir, el período de interregnoum que habrá en la Iglesia hasta que elijan a su sucesor, sus famosos ocho perfiles de Twitter en varios idiomas creados bajo la denominación de @Pontifex bajarán la cortina definitivamente.

Tras ser inauguradas hace poco más de dos meses, el pasado 12 de diciembre, las cuentas del Pontífice cuentan con más de 2 millones de seguidores: 1,5 millones para la cuenta en inglés y 639.994 en la cuenta en español, sin contar el italiano, el alemán y de las demás lenguas, entre las cuales, la versión en latín, idioma tradicional de la Iglesia fue elegida por el Santo Padre para anunciar el pasado lunes 11 su renuncia. Durante el interregnum, el Vaticano hará actualizaciones que serán distribuidas por la cuenta del secretario de Estado @TerzaLoggia..

Se desconoce si llevará consigo el iPod nano de 2GB Se lo regaló el equipo de Radio Vaticano con motivo del 75 aniversario de la emisora. Venía personalizado con el texto “Para su Santidad, Benedicto XVI” y con música de Beethoven, Mozart, Chopin, Tchaikovsky y Stravinsky cargada, además de la programación de la cadena en varios idiomas.

9.-Se queda con el seguro de salud:

Como arzobispo Joseph Ratzinger conservará una generosa póliza de seguro de salud del Vaticano y posiblemente tendrá acceso a los doctores que actualmente lo tratan. Además seguirá siendo cuidado por un pequeño grupo de religiosas alemanas que lo ha atendido desde que fue nombrado Papa.

10.- Un adiós emocionado:

Este jueves, el aún Pontífice, se despidió  emocionado de los 140 cardenales, que se acercaron al Vaticano para expresarle su gratitud; además se refirió al que será su sucesor.

“Entre vosotros, en el Colegio Cardenalicio, está el futuro papa, al que ya prometo mi respeto incondicional y obediencia. Continuaré cerca de vosotros con las plegarias, especialmente en estos días (del cónclave), para que seáis plenamente dóciles a la acción del Espíritu Santo en la elección del papa”, afirmó Benedicto XVI, al que se le vio sereno, sonriente y relajado.

El papa Ratzinger, destacó que en estos ochos años vivió “momentos bellísimos de luz radiante en el camino de la Iglesia, junto a momentos en los que las nubes se condensaban en el cielo”.

Igualmente abogó para que el Colegio Cardenalicio sea “como una orquesta, en la que la diversidad pueda llevar a una armonía acorde”.

“Permanezcamos unidos, queridos hermanos, en las plegarias y especialmente en la Eucaristía. Así servimos a la Iglesia y a toda la humanidad”, puntualizó.

 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Mundo

Últimas noticias

Populares