OMS confirmó brote de fiebre amarilla en Venezuela 

La entidad solicitó aumentar la cobertura de vacunación contra la fiebre amarilla entre la población que vive en zonas amazónicas y que está expuesta a los mosquitos que transmiten la enfermedad.

Por
Los mosquitos Haemagogus y Sabethes trasmiten la enfermedad en áreas forestales. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los mosquitos Haemagogus y Sabethes trasmiten la enfermedad en áreas forestales. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó un brote de fiebre amarilla en Venezuela e hizo recomendaciones para mitigar el impacto de los contagios.

La entidad confirmó siete casos mediante pruebas de laboratorio a finales de septiembre, entre los cuales seis correspondían a personas que no estaban vacunadas contra esta enfermedad endémica.

Frente a este riesgo sanitario, la OMS señaló que lo más urgente en Venezuela es aumentar la cobertura de vacunación contra la fiebre amarilla entre la población que vive en zonas amazónicas y que está expuesta a dos mosquitos, Haemagogus y Sabethes, que trasmiten la enfermedad en áreas forestales.

Además, la OMS solicitó que se aumente la vacunación entre indígenas, inmigrantes y personas vulnerables que viven en áreas urbanas de Venezuela densamente pobladas.

“Los casos reportados muestran la importancia de vacunar contra la fiebre amarilla, especialmente en zonas endémicas de alto riesgo con ecosistemas favorables a su transmisión”, indicó la OMS en un comunicado.

A comienzos de octubre, el político opositor de régimen, José Trujillo, alertó sobre un brote de fiebre de amarilla en dos estados al oriente de Venezuela y pidió a Nicolás Maduro contener los contagios.

“La fiebre amarilla es una enfermedad causada por un virus y tiene tratamiento, porque hay uso de vacunas. No hay ninguna justificación para que los seres humanos salgamos positivos si debiéramos estar vacunados. Sobre todo en el área de la frontera, que es donde mayormente se presentan estos casos”, indicó Trujillo.