Cerrar
Cerrar publicidad

Nacional

Carabinero que destruyó tarjeta de su cámara GoPro relata detalles del proceso

En medio de la formalización por el caso Catrillanca, el efectivo relató los hechos relacionados a la cámara y los disparos que terminaron con la vida del joven.

Carabinero que destruyó tarjeta de su cámara GoPro relata detalles del proceso
Por 30 de noviembre de 2018

Tres días después de que Camilo Catrillanca fuera asesinado en La Araucanía por un disparo en la cabeza, el sargento Raúl Ávila llegó hasta la Fiscalía Regional para declarar por segunda vez en este caso, donde explicó por qué mintió al señalar que no portaba su cámara GoPro durante el operativo. Luego se confirmó que la tarjeta de memoria de la cámara había sido destruída.

“La primera vez que yo tomé contacto visual con el tractor azul fue aproximadamente a 100 metros de distancia, y recuerdo que esto sucedió luego de que pasamos el tercer corte (…). Los disparos que yo reconozco haber efectuado los realicé tanto antes como después de haber tomado contacto visual con el tractor, pues como señalé en mi primera declaración, estábamos siendo objeto de disparos hacia nosotros de ambos costados”, dijo en la formalización de esta mañana.

Luego, agregó: “Desde el momento en que tomé primer contacto visual con el tractor hasta que lo encontramos en un costado de la ruta, siempre fuimos objeto de disparos hacia nosotros. Una vez que llegamos hasta el lugar donde quedó el tractor y luego de que llegó Fuerzas Especiales, no recuerdo si siguieron los disparos”.

Según explicó, cuando llegó al lugar Fuerzas Especiales, “yo ya tenía contenido al joven que había saltado desde el tractor. Sí, escuché disparos hacia nosotros, por lo cual me preocupé de protegerlo”. Además, explicó que sí llevaban las cámaras, a diferencia de lo afirmado en su primera declaración ante la fiscalía.

“(La cámara) estaba puesta en mi casco, como lo hago cuando lo ocupo”, dijo Ávila, quien agregó: “Quiero precisar que esa cámara no estaba grabando, pues antes de concurrir hasta el sitio del suceso, recuerdo haber encendido la cámara para revisar si tenía batería y en ese momento me di cuenta que tampoco tenía la tarjeta de memoria”.

“Fue en ese momento que recordé que esa tarjeta de memoria yo la había extraído días atrás. Eso lo hice porque esta cámara la usé durante mis vacaciones que tomé junto a mi familia, y dentro de las imágenes que estaban en esa memoria había imágenes y videos íntimos con mi señora, entonces mi idea era respaldarlos y luego borrarlos desde la tarjeta para que luego esta fuera utilizada en el trabajo. Reconozco que fue un error”, agregó.

Finalmente, agregó que cuando entregó la cámara de video al fiscal no le dijo que no tenía la memoria. “Una vez que me retiré a mi domicilio, y al ver la gravedad de la situación que se estaba investigando, la verdad es que me asusté y por eso, y por el temor de exponer a mi señora, tomé la decisión de destruirla, cortándola con una tijera y luego arrojándola al baño. Estoy consciente de la gravedad de este hecho”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día