Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Dios mío: pastor Eduardo Durán justifica su nueva boda porque “es muy difícil planchar la ropa y hacer un desayuno”

En tanto, reiteró que "no voy a renunciar a la obra que me dio el Señor, y no lo voy a hacer aunque muchos quisieran, de ninguna manera".

Dios mío: pastor Eduardo Durán justifica su nueva boda porque “es muy difícil planchar la ropa y hacer un desayuno”
Por 23 de Abril de 2019

El pastor Eduardo Durán enfrenta momentos difíciles, ya que la Fiscalía inició una investigación por eventual lavado de activos ante su abultado patrimonio personal, además de cuestionamientos en la propia Iglesia Evangélica, tras anunciar de que se divorciara de su esposa para así casarse con su nueva pareja.

Durán explicó su situación en la Catedral Evangélica, según consignó radio Biobío, apelando a la “terrible soledad” que asegura vivir.

“La Iglesia sabe que hace muchos años no vivo con mi esposa. Ella vive en el mejor lugar de Santiago, yo vivo allá en Isla de Maipo, pero para tranquilidad de ustedes ella seguirá siendo la pastora, nadie le ha estorbado”, señaló a los presentes.

Junto con ello, se refirió a su actual situación sentimental, donde mantiene una relación con su amante, a pesar de no estar oficialmente divorciado.

“Le he informado a los hermanos de la junta oficial y también al honorable directorio de la Primera Iglesia de la situación y el deseo mío de arreglar una situación irregular”, apuntando a su intención de volver a contraer nupcias.

El pastor Durán defendió su decisión de casarse otra vez, argumentando que “quiero que entiendan de una vez por todas que es muy difícil para una persona estar sola, tener que hacer sus propias cosas, planchar su ropa, en fin, hacerse en la mañana un desayuno, qué se yo, tantas cosas, y luego llegar a mi casa, estar solo nuevamente”.

Durán apuntó a “lo terrible de estar solo, una soledad terrible”, la que asegura ha “vivido por muchos años”, pero dejó en claro que se trataba de “una situación personal. A lo mejor cometí errores pero eso se va a solucionar”.

En tanto, reiteró que “no voy a renunciar a la obra que me dio el Señor, y no lo voy a hacer aunque muchos quisieran, de ninguna manera. Todos son testigos de que desde que me hice cargo de la iglesia no he faltado un solo día para estar en las labores, muchas veces trabajando hasta horas indeterminadas de la noche y siguiendo mi trabajo en el lugar donde vivo”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día