“Le fallamos todos”: defensora de la Niñez criticó al Estado por caso “Cisarro”

El joven de 21 años, que cuenta con más de 29 detenciones, se encuentra grave tras ser apuñalado en medio de una riña en la cárcel de Puente Alto.

Por › Actualizado: 13:06 hrs
Defensora de la Niñez criticó al Estado por caso
Compartir

Cristóbal Cabrera, más conocido como el “Cisarro”, se encuentra internado en estado grave en el Hospital Sótero del Río tras ser apuñalado en la cárcel de Puente Alto.

El joven de 21 años, que cuenta con más de 28 detenciones, fue herido en el tórax en medio de una riña entre internos del recinto penal.

Al respecto, Patricia Muñoz, defensora de la Niñez, aseguró que “el caso de Cristóbal es un muy buen, en realidad un mal ejemplo de todas las fallas que un sistema puede llegar a tener”.

“Evidentemente los primeros responsables de dar protección a sus hijos son las familias y uno espera que eso se produzca, pero también debemos asumir que el Estado, cuando esas familias no tienen las herramientas para brindar ese cuidado, debe hacer entrega de éstas y brindar esos espacios de protección y acá lo que no ocurrió con Cristóbal es precisamente eso”, argumentó Muñoz, en conversación con Radio Universo.

En ese sentido, complementó que “cuando nos enfrentamos a un caso como el de él, cuando un niño de sólo 9 años está vinculado a hechos muy complejos desde el punto de vista de la comisión eventual de delitos (…) y cuando uno ve que ninguna de las vulneraciones graves de derechos que él sufría fueron abordadas debidamente, lo que tenemos como consecuencia es la situación que él hoy día evidencia en términos de esta vinculación con hechos delictivos que efectivamente se han ido produciendo una y otra vez y que necesariamente nos debe hacer un llamado no sólo a la reflexión, si no que a la acción por parte del Estado para que este tipo de trayectoria efectivamente se erradiquen”.

“¿Cuántas realidades de esta naturaleza viven muchísimos niños, niñas y adolescentes en nuestro país que nos son capaces de ser protegidos por un sistema que no les brinda espacios de protección? pero luego, cuando se vinculan con hechos delictivos, tampoco les brinda espacios de reinserción. Este es el peor escenario posible”, agregó.

En ese contexto, Muñoz advirtió la urgencia de una decisión política de invertir en prevención, aspecto en el que –señala- hemos fracasado. “La mejor manera de describirlo es que fallamos todos”.

La defensora de la Niñez aseguró que si las familias carecen de ciertas condiciones mínimas, esto no puede ser sinónimo de que ese niño tiene que ir a una residencia: “La pobreza no puede ser sinónimo de institucionalización (…) El Estado fue incapaz de resolver efectivamente esto”.

Muñoz destacó que están fallando las condiciones de implementación en el nuevo modelo de hogares residenciales que ha impulsado el gobierno actual. “No todos los niños que ingresan a residencia tienen a la base problemas de salud mental o drogas, pero la pregunta que uno se hace: ¿es posible que cuando entran a una residencia efectivamente lo que estemos haciendo como Estado en vez de protegerlos, los estamos enfermando?”.

“El modelo no está funcionando por responsabilidad directa del ministerio de Salud, de Educación y del Senda que son capaces de asegurar tratamientos de salud mental”, aseveró.

Finalmente, criticó que aún no se cumple el compromiso de diagnosticar el estado de salud mental de los niños bajo tutela del Estado. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados