Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

CDE se querella por muerte de Alex Núñez y acusa a Carabineros de ocultar información

La querella, que fue declarada admisible por el Noveno Juzgado de Garantía de Santiago, está dirigida contra quienes resulten responsables de apremios ilegítimos con resultado de muerte

CDE se querella por muerte de Alex Núñez y acusa a Carabineros de ocultar información
Por 6 de Febrero de 2020

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una querella, el pasado 31 de enero, por la muerte de Alex Núñez, quien falleció en la ex Posta Central tras ser golpeado por Carabineros en Maipú, el 20 de octubre, convirtiéndose en la primera acción judicial del Fisco por violencia institucional con resultado de muerte, en el marco del estallido social.

La querella, que fue declarada admisible por el Noveno Juzgado de Garantía de Santiago, está dirigida contra quienes resulten responsables de apremios ilegítimos con resultado de muerte, consignó La Tercera.

“El 20 de octubre de 2019, pasadas las 20.00, estando vigente el toque de queda decretado para Santiago, la víctima Álex Núñez Sandoval se encontraba en los alrededores del Metro Del Sol, comuna de Maipú, cercano a la intersección de calle Isabel Riquelme con Juan José Rivera. No se tiene claridad de las razones ni circunstancias por las cuales la víctima estaba en la vía pública, pero sí del hecho de que llegó Carabineros”, indicó el organismo en su querella.

El CDE señaló que los uniformados lo persiguieron “omitiendo realizar cualquier procedimiento al amparo de la ley” y lo agredieron “de manera aleve y violenta, propinándole repetidamente golpes de puntapié en la zona media del cuerpo y, especialmente, en la cabeza, dejándolo abandonado en estado de extrema gravedad en la vía pública”.

Tras esto, Alex Núñez llegó hasta la casa de sus padres y señaló que fue golpeado de manera brutal, especialmente en la cabeza, por parte de Carabineros, “lo que derivó, según se indica más adelante, en su muerte”, ya que falleció por un traumatismo encéfalo craneano.

Luego que la Fiscalía de Alta Complejidad Occidente realizara interrogatorios a todos los uniformados que estuvieron en el lugar de los hechos esa jornada, el CDE consignó que “se puede presumir fundadamente que existió participación de funcionarios de Carabineros en los hechos que motivan la presente querella. En efecto, el denunciante da a conocer que al interior de Carabineros existe un concierto entre algunos de sus integrantes (que individualiza con sus nombres y apellidos), para tratar de ocultar las circunstancias en que Álex Núñez fue brutalmente golpeado, y a la vez, inculpar a otros Carabineros”.

Esto, luego que un uniformado diera de los hechos, indicando que un compañero de unidad le señaló que debían ponerse de acuerdo para declarar sobre las circunstancias de la muerte de Alex Núñez y culpar a otros funcionarios.

Declaración de carabinero que denunció a compañeros

En su declaración, el subteniente consignó que “cuando ya había salido por la redes sociales el homicidio de Álex Núñez en la comuna de Maipú, se me acerca el subteniente Gary Valenzuela, quien me manifiesta textualmente ‘Mi teniente le quiero contar algo porque le tengo buena, pero no le diga nada a mi teniente Eduardo Toledo. Lo que pasa es que durante la noche y hoy en la mañana me estuvo llamando mi teniente Eduardo Toledo, diciéndome que declaráramos lo mismo si nos citan a declarar o van a la comisaría a preguntar algún antecedente. Lo que pasa es que al parecer hay un video donde mi teniente Eduardo Toledo sale apuntado a una persona, pero no le dispara, y posteriormente salgo yo golpeando a una persona y sé que nos pueden cagar. Mi miedo es que el carabinero Maldonado declare la verdad porque él me tiene mala, y si le estoy contando esto es porque mi teniente Eduardo Toledo me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar por lo que me dio a entender, se quiere salvar porque está asustado’”.

“Fui enfático en aclarar que yo el día de los hechos no salí con ningún tipo de bastón y que de los seis motoristas que andábamos, solo uno portaba un bastón isomer, por lo que era imposible que nosotros fuéramos los agresores. En ese mismo acto, mi mayor Bonilla me señala: ‘Diga la verdad, porque hay declaraciones que indican que los motoristas se encontraban con una persona de vestimenta negra en el suelo, no que lo golpearon, pero que sí estaban ustedes con él’”.

Tras las palabras del mayor Bonilla “automáticamente por deducción me percaté que el día anterior había ido a declarar a la Fisad el subteniente Eduaro Toledo, el suboficial Orlando Sepúlveda y el cabo segundo José Ramírez, quienes a mi parecer se pusieron de acuerdo para declarar y que coincidieran las versiones, ya que coincidía exactamente con lo que el subteniente Gary Valenzuela me señaló el 23 de octubre. Ante esta situación yo le expresó al mayor Bonilla que en ningún momento agredí a ninguna persona ese día”.

Relacionados

Comenta