Funcionaria que atacó con excremento a concejal fue desvinculada por el municipio de Talca

Grace Salazar, directora jurídica de la municipalidad de Talca, explicó que “procedemos a la desvinculación del contrato civil que tenemos con ella y si se siente afectada por esta situación, como todo ciudadano en Chile, tiene derecho a ir a los tribunales de justicia”.

Funcionaria que atacó con excremento a concejal de Talca fue desvinculada
Por
Compartir

La funcionaria municipal que atacó al concejal de Talca, Juan Carlos Figueroa (DC) fue desvinculada por el municipio, después que el Consejo Municipal se sometiera a votación para decidir en qué forma sería desvinculada.

Recordemos que María Argentina Silva Luna, también conocida como la “Argentina” atacó al edil lanzándole excremento. La funcionaria cumplía funciones de apoyo a gestores municipales en el programa “Junto a ti” desde hace seis años. Ella no tenía horarios fijos pero sí presentaba informes de su trabajo.

Para desvincularla, barajaron dos opciones: la primera que la mujer fuera desvinculada con una transacción de pago por aproximadamente cinco millones de pesos como indemnización voluntaria; y la segunda, desvincularla y esperar que pueda ejercer una acción judicial en contra de la municipalidad talquina.

Asimismo, la decisión final fue no indemnizarla. A su vez, aseguraron que María Argentina estuvo desvinculada desde el mismo día que atacó a Figueroa.

Grace Salazar, directora jurídica de la municipalidad de Talca, explicó que “procedemos a la desvinculación del contrato civil que tenemos con ella y si se siente afectada por esta situación, como todo ciudadano en Chile, tiene derecho a ir a los tribunales de justicia”.

Amenazas por parte de “Argentina”

No obstante, concejales aseguraron haber sido objeto de amenazas por parte de otros funcionarios, en la misma calidad que María Silva.

“Hay dirigentes que también a nosotros nos han amenazado por fiscalizar su sede”, indicó la concejala Viviana Vega.

Por su parte, el alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, refirió que “más allá de la condición, si pertenece o no pertenece al municipio, creo que es un acto repudiable. No es la forma en que tenemos que convivir. Tiene que haber espíritu cívico. Tenemos que erradicar la violencia que hoy día ha estado tan presente en nuestra sociedad. Desde el punto de vista administrativo se tomarán las medidas que corresponden”.