La Araucanía: Galli asegura que huelga de hambre ha generado violencia

Según la autoridad del Ministerio de Interior, los últimos ataques en la zona tienen relación directa con los detenidos en las cárceles de Lebu, Angol y Temuco.

La Araucanía: Galli asegura que huelga de hambre ha generado violencia

Un análisis de los últimos hechos violentos ocurridos en La Araucanía hizo el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, durante esta mañana. De acuerdo a la autoridad, la huelga de hambre iniciada por comuneros mapuches como el machi Celestino Córdova, “ha generado un aumento en hechos de violencia”.

“Lo que uno ve en las reivindicaciones del último tiempo es que casi todas están relacionadas con la huelga de hambre de aquellas personas privadas de libertad en Lebu, en Angol y en Temuco”, explicó en conversación con la Radio Cooperativa.

Durante la entrevista el subsecretario Galli también aseguró que sería un requisito indispensable para retomar el diálogo en la zona que los comuneros dejen su huelga de hambre.

Según reveló, “la verdad es que ahí también hemos abierto canales de diálogo para ver cuáles son las condiciones en que se cumplen esas penas privativas de libertad, pero eso obviamente tiene un límite, y el límite es que ese diálogo no se puede llevar adelante bajo amenaza o bajo extorsión“.

En esta línea, Galli y el Gobierno esperan que “las personas que están privadas de libertad depongan su huelga de hambre”, ya que si su integridad física se ve comprometida, “podría significar el fracaso de la acción estatal”.

Galli asegura que se cumplirá el fallo de la Corte en caso de machi

El subsecretario del Interior también abordó el caso del machi Celestino Córdova, quien anunció comenzar una fase de huelga seca después de que la Corte Suprema se negó a entregarle ciertos beneficios, como el cumplimiento de su condena en su comunidad.

De acuerdo a Galli, “vamos a cumplir el fallo de la Corte de Apelaciones de Temuco, que dispone que se tomen todas las medidas terapéuticas que sean necesarias para resguardar el derecho a la vida”.

Donde sí el subsecretario ve esperanzas para Córdova es en las condiciones “intrapenitenciarias” en las que el machi podría cumplir su sentencia.

“Lo que hay es un diálogo que tiene que llevarse adelante para cumplir con dos objetivos, que son difíciles de equilibrar. En primer lugar, que como Estado tenemos la obligación de cumplir las sentencias del Poder Judicial, y en el caso del machi Celestino Córdova lo que determinó la Justicia era su responsabilidad en un delito gravísimo en nuestro país, que resultó con la muerte de dos personas”, concluyó Galli.