Recuperación saludable

Hay que recordar que todos los cuerpos poseen metabolismos distintos y que las necesidades no serán las mismas, pero sí hay hábitos que se pueden cambiar o incluir y que funcionan para todos. Sobre todo, el ordenarse en horarios y porciones.

Por Silvana Cisternas Nutricionista. Académica UNAB › Actualizado: 18:42 hrs
Estos kilos adicionales -ganados tras Fiestas Patrias- preocupan a la gente porque se acumulan en el cuerpo en muy pocos días; y solo se logran eliminar en uno o más meses. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Estos kilos adicionales -ganados tras Fiestas Patrias- preocupan a la gente porque se acumulan en el cuerpo en muy pocos días; y solo se logran eliminar en uno o más meses. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Muchos chilenos acostumbran a hacer desajustes en su alimentación durante las fiestas y el 18 de septiembre no es la excepción. Es muy común subir entre tres y cinco kilos, debido a las calorías extra que se acumulan en este período.

Estos kilos adicionales preocupan a la gente porque se acumulan en el cuerpo en muy pocos días; y solo se logran eliminar en uno o más meses, dependiendo de las acciones que se tomen.

No hay que atenerse a las dietas fáciles que se encuentran en internet, tampoco a los consejos de amigos que obtuvieron algún efecto y mucho menos a nada que esté de moda. Lo mejor es guiarse por un profesional capacitados en el tema. De lo contrario, todo lo mencionado anteriormente vendrá acompañado de un efecto rebote.

Hay que recordar que todos los cuerpos poseen metabolismos distintos y que las necesidades no serán las mismas, pero sí hay hábitos que se pueden cambiar o incluir y que funcionan para todos. Sobre todo, el ordenarse en horarios y porciones.

Caminar es una medida muy simple, pero puede contribuir con la pérdida de peso que se ha ganado durante este tiempo. Bastan tan sólo 30 minutos de caminata rápida al día para quemar hasta 120 kcal.

Saltar la cuerda es una forma entretenida para quemar la grasa acumulada y un ejercicio muy completo. Los expertos dicen que apenas un minuto de saltar la cuerda equivale a 10 minutos de trote; y que con 30 minutos se logran quemar hasta 444 kcal, que equivalen a un choripán con aderezo.

Tomar agua tiene múltiples beneficios aparte de hidratarnos, como evitar dolores de cabeza y mal aliento, y mejorar el sistema inmunológico y la termorregulación corporal; pero también puede suprimir el apetito, estimular el metabolismo y facilitar la actividad física, lo que es perfecto para ayudar con la pérdida de peso.

La ingesta de frutas y verduras los días posteriores a las fiestas ayudarán no solo a la desintoxicación del organismo, sino que también a perder el peso extra.

Las porciones siempre juegan un rol fundamental en la dieta, más aún cuando se trata de perder peso. Una medida muy simple es racionar los alimentos en tazas. Por ejemplo, una taza de verduras, más ¾ de taza de arroz o fideos, más un trozo de pollo del tamaño de la palma de la mano equivale a un plato de una comida completa y con la cantidad adecuada.

Ingerir las comidas de forma pausada hará que se produzca un efecto de saciedad con menos comida. Esto es porque existe una hormona que demora entre 15 y 20 minutos en avisarle a nuestro cerebro que estamos satisfechos. Entonces, si comemos lento, comeremos en menos cantidad. Por otra parte, masticar bien los alimentos ayudará en el proceso de deglución y digestión.

Se debe considerar que la pérdida de peso siempre es más saludable cuando se realiza de forma gradual, ya que será más efectivo y perdurable en el tiempo.