DC y gobierno inauguran ronda de reuniones para abordar reformas políticas

Ignacio Walker, presidente de la DC, sostuvo que es necesario un cambio en la Constitución porque la actual "no tiene una legitimidad necesaria".

DC y gobierno inauguran ronda de reuniones para abordar reformas políticas

Aunque el resto de la Concertación mira con distancia los acercamiento al gobierno, esta mañana un grupo de parlamentarios de la Democracia Cristiana encabezado por el presidente del partido, el senador Ignacio Walker, asistió hoy a La Moneda para hacer entrega de su propuesta de reformas políticas al Gobierno.

En representación del Ejecutivo estuvieron presente los ministros del Interior, Rodrigo Hinzpeter, de la secretaría general de Gobierno, Andrés Chadwick, y de la secretaría general de la Presidencia, Cristián Larroulet. Mientras que por parte de la DC, además de su líder fueron los senadores Patricio Walker y Soledad Alvear y los diputados Aldo Cornejo y Jorge Burgos.

Tras la cita, el senador Walker afirmó que es necesario un cambio en la Constitución, porque la actual “a pesar de todas las modificaciones, no tiene una legitimidad necesaria”. Para lo cual destacó tres puntos centrales en su iniciativa: una nueva agenda social, una reforma tributaria y un nuevo pacto social.

Por su parte, el ministro Chadwick valoró el encuentro y destacó la que la presencia de la DC en La Moneda es un gesto “que necesitamos para avanzar”.

Chadwick aseguró que el Gobierno tiene interés en conversar con todos los partidos políticos con representación en el Congreso, afirmando que esta es un primera etapa para crear una reforma política.

“Vamos a continuar con una ronda de negociaciones con todos los partidos con representación parlamentaria. Una vez concluida se espera continuar el diálogo donde estén todos integrados para generar una reforma al sistema político”, afirmó el secretario de Estado.

La cita marca un primer acercamiento entre un partido de la Concertación con el Gobierno, tras la negativa de la coalición opositora a asistir a la reunión sobre educación realizada hace dos semanas.

La propuesta DC
En el documento entregado en La Moneda, la DC realiza 9 propuestas:

1. Sustituir el actual sistema electoral binominal por uno de representación proporcional. “No estamos disponibles para una reforma electoral de tipo cosmético que consista, pura y simplemente, en agregar 2, 4, o 6 nuevas circunscripciones o distritos binominales adicionales.Queremos un sistema electoral que, sin propender a la proliferación y atomización de los partidos, genere condiciones para una competencia efectiva…”, dice el texto.

2. Avanzar hacia una efectiva descentralización política y administrativa del país. Sobre el punto proponen elección de un Gobernador Regional en reemplazo de las actuales Intendencias; Transformar a los Municipios en auténticos gobiernos municipales autónomos; creación de nuevos Gobiernos Metropolitanos en aquellos casos de gran densidad o concentración poblacional cuyas características hacen insuficiente las estructuras de gobiernos regionales y comunales; establecer mecanismos eficaces de control y fiscalización de las Municipalidades, para evitar la aparición de actos reñidos con la probidad y hacer más eficiente y más cercana su relación con los ciudadanos.

3. Revisión profunda del sistema de quórum –o “super-mayorías”- para reformas legales. En este sentido proponen modificar el artículo 66 de la Carta Fundamental para sustituir la expresión cuatro séptimos por mayoría absoluta de los diputados y senadores en ejercicio. También piden revisar las potestades del Tribunal Constitucional, especialmente respecto del control preventivo, que lo convierte en un verdadero poder colegislador y contramayoritario, así como respecto de los mecanismos de elección de los jueces constitucionales.

4. Reforma del estatuto de los partidos políticos, asegurando una efectiva representación de los mismos.  Proponen dictar una ley que establezca el mecanismo de primarias, públicas, abiertas y vinculantes, para los cargos de represenación popular, asegurar la democracia interna de los partidos políticos, garantizando a todos los militantes el derecho de incidir de manera regular y efectiva en la definición de las autoridades y de la línea política y crear una Superintendencia de Partidos Políticos y dotar de una efectiva autonomía al Servicio Electoral, entre otros.

5. Eliminación del Consejo de Seguridad Nacional, y del título correspondiente de la Constitución Política del Estado.  De alguna manera, dicha institución es una manfestación de la ideología que inspiró a la Constitución de 1980.  Adicionalmente, un estado democrático de derecho cuenta con instituciones adecuadas para velar por la seguridad nacional, que es responsabilidad de todos.

6. Creación de un Consejo Económico-Social con rango constitucional, que permita una vinculación permanente del gobierno y el parlamento con la sociedad organizada, de manera que se enriquezca el debate democrático y se mejore la representación de la sociedad en el proceso de toma de las grandes decisiones políticas, sociales y económicas del país.

7. Establecer una acción de protección de todos los derechos garantizados por la Constitución, de carácter contencioso- administrativo, ante un órgano dotado de suficiente autonomía e imperio, y con un procedimiento que haga posible amplios procesos de mediación entre la Administración y los ciudadanos.

8.  Fortalecer derecho de Educación, Salud, Seguridad Social, y Derechos Laborales como el fortalecimiento de la sindicalización, negociación colectiva y derecho a huelga, incorporando algunos nuevos, como la protección de los consumidores y de los usuarios.

9.  Impulsar un mecanismo democrático para resolver las vacancias producidas en el Senado y la Cámara de Diputados, que puede consistir en elecciones complementarias, o en la elección de cargos titulares y suplentes, como ocurre en países como Uruguay, Brasil y México.