Los avances de SQM en la certificación de su plan y compromisos de sustentabilidad

La compañía minera ha optado por someter su reporte anual de sustentabilidad a diversas instancias de diagnóstico y certificación internacional en pos de una mayor transparencia.

Por
Plantas procesadoras de SQM y la Sociedad Chilena del Litio en el Salar de Atacama. Foto Agencia Uno.
Plantas procesadoras de SQM y la Sociedad Chilena del Litio en el Salar de Atacama. Foto Agencia Uno.
Compartir

Con el fin de trabajar con un alto estándar de transparencia y procurar reportabilidad pública de sus objetivos trazados en materia medioambiental, operación sustentable y responsabilidad social, SQM revisó su Plan de Sustentabilidad presentado este 2020 e inició un proceso de certificaciones internacionales asociado a los compromisos contenidos en éste.

En esa línea, SQM optó por la medición y certificación de su reporte anual de sustentabilidad a través de la metodología que propone el Global Reporting Initiative, GRI. Además, hace algunos días, S&P Dow Jones Index anunció los resultados de las evaluaciones realizadas y que la compañía minera calificó tanto para el Índice DJSI Chile como para el Índice DJSI MILA Pacific Alliance.

Así lo destacó el gerente general de SQM, Ricardo Ramos, tras señalar que “este es el primer año en que participamos activamente en la evaluación de Dow Jones Sustainability Index, y fuimos aceptados en dos categorías. Este gran logro es el reflejo de un trabajo orientado a potenciar la sustentabilidad como parte de nuestra estrategia de desarrollo”,

“Nuestro compromiso con la sustentabilidad se traduce en desafiar nuestras prácticas operacionales y así reducir el impacto en nuestro entorno, profundizar el diálogo y construcción de relaciones cercanas y respetuosos con las comunidades vecinas, y en lograr un alto estándar de transparencia en todo lo que hacemos. Entendemos que nuestros esfuerzos no se detienen aquí, y continuaremos nuestro trabajo relacionado con la protección ambiental, la responsabilidad social y el gobierno corporativo”, agregó el ejecutivo.

Específicamente, el Plan de Sustentabilidad de SQM contempla metas bajo las categorías Nuestro Entorno, Nuestras Comunidades y Nuestro aporte a industrias sustentables.

Dentro de los compromisos que SQM asumió, por ejemplo, en relación a “Un Mejor entorno”, se encuentra el reducir la extracción de salmuera en un 50% al año 2030, lo que partió con una reducción del 20% en noviembre de este año; disminuir el consumo de agua continental en un 65% al año 2040, comenzando con un 40% al año 2030; y ser carbono neutral en todos sus productos al año 2040 y, en el caso del litio, cloruro de potasio y yodo al año 2030.

Otras certificaciones e iniciativas

Independiente de dichos procesos de certificación, la compañía también inició en septiembre de este 2020 una instancia autoevaluación bajo el estándar de minería responsable, Initiative for Responsible Mining Assurance, IRMA, en el Salar de Atacama, y que es el primer paso hacia la certificación en este exigente estándar.

IRMA es una certificación internacional de minería sustentable que mide mejoras en las prácticas en factores como salud y seguridad de los trabajadores/as, derechos humanos, participación comunitaria, control de la contaminación, derechos de pueblos indígenas y transparencia en el pago de impuestos de las compañías a los gobiernos, entre otros requisitos.

Además, al mismo tiempo, se puso en marcha en la compañía un proceso de diagnóstico en CDP, una organización internacional sin fines de lucro que ayuda a empresas y ciudades a divulgar su impacto ambiental relacionado con los gases de efecto invernadero, el uso y consumo de agua y la biodiversidad.

A ello, se suma la presentación de su nueva Política de Derechos Humanos, el cual se traduce en un primer paso en el proceso de materializar los compromisos de la compañía con los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos y Empresas, en el marco de “Protección, Respeto y Remedio” de las Naciones Unidas.

“La publicación de esta Política supone la toma de conciencia y compromiso con el respeto y promoción de los derechos humanos, y el comienzo de un proceso de implementación y perfeccionamiento de mecanismos de debida diligencia que permitan progresivamente identificar, prevenir, mitigar y remediar cualquier eventual efecto adverso en derechos humanos de nuestras operaciones”, destacaron desde SQM. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más País

Últimas noticias

Populares