Afectadas por fallas en pastillas anticonceptivas piden indemnizaciones e interrupción del embarazo

La Corporación Miles anunció que se recurrirá a diversas vías legales para que las afectadas reciban indemnización y quienes así lo quieran puedan interrumpir la gestación.

Cerca de 30 mujeres denunciaron embarazos no deseados. Foto: Agencia Uno.
Cerca de 30 mujeres denunciaron embarazos no deseados. Foto: Agencia Uno.
Por › Actualizado: 09:18 hrs

Valentina Donoso como todos los meses llegó hasta un consultorio de la comuna de Puente Alto para retirar sus pastillas anticonceptivas y fue alertada por un cartel que señalaba que el método que estaba utilizando estaban alterados y presentaban fallas podían no tener la efectividad requerida.

Luego de ver esto, la joven de solo 21 años confirmó con una matrona que el lote que se le había recetado para evitar los embarazos no deseados presentó falencias, por lo que cambiaron sus pastillas y se fue a casa. Sin embargo y luego de un mes de retraso de su menstruación, una prima le recomendó que verificara mediante un test si estaba embarazada. El resultado: positivo.

Una situación similar a la de Valentina están viviendo al menos 30 mujeres a nivel nacional, debido a las fallas de calidad en lotes de las pastillas anticonceptivos Anulette CD, las que fueron repartidas en consultorios y comercializadas en distintas cadenas de farmacias a lo largo de país.

Las afectadas se agruparon y presentaron las denuncias ante el Instituto de Salud Pública (ISP) por la situación, que se ha repetido con más de una marca de anticonceptivos durante el último año. Incluso, el 7 de octubre pasado el instituto informó sobre un problema relacionado con “una menor cantidad de la sustancia activa de la declarada, observada en algunos lotes que han sido distribuidos en nuestro país” de las pastillas Minigest-15 y Minigest-20.

Solo dos semanas después, el ISP expuso fallas en las instrucciones y esquemas de las pastillas Conti-Marvelon 20, destacando que se llevaría a cabo el retiro voluntario del fármaco.

Javiera Canales, coordinadora del área legal de la Corporación Miles, organización que está apoyando a las afectadas, explicó a EL DÍNAMO que se está solicitando que se apruebe la interrupción voluntaria del embarazo para las mujeres que lo requieran, además de estar trabajando en una demanda de indemnización de perjuicios.

Por su parte, Valentina relató a EL DÍNAMO que fue un proceso muy duro aceptar que estaba embarazada, considerando que esto cambiaba completamente sus planes de vida, además que no mantenía una relación formal con el padre de su hijo, y que éste no quería tener más bebés ya que tenía otros dos hijos.

“Ese momento en el que me enteré que estaba embarazada fue horrible. No voy a mentir diciendo que fue lindo, porque no lo fue. Yo no quería ser mamá, no estaba preparada para ser mamá. Mi futuro era distinto, para mi la idea era estudiar, tener un trabajo, mi casa y salir adelante. Para mí no estaba planeado ni pensado tener un hijo a la edad que tengo (…) para mi pareja también fue chocante porque él ya tenía dos y no quería más”, relató.

Valentina cuenta que en un principio pensó en abortar, pero cuando fue al médico se enteró que ya tenía dos meses de gestación y que se volvía más riesgoso realizar el procedimiento. Finalmente, la joven decidió continuar con su embarazo que ya alcanza los cinco meses.

“Para mí fue fuerte. No puedo decir que lo asumí al cien por ciento, porque no es así. Pero ya no puedo hacer nada, aparte que mi bebé no tiene la culpa de la irresponsabilidad del laboratorio por el tema de las patillas. Voy para los cinco meses y en todo este tiempo es imposible no encariñarse, empiezas a pensar lo que vas a hacer más adelante con él o ella”, argumentó.

En ese contexto, explicó que sí está de acuerdo en que se indemnice a quienes fueron víctimas de la supuesta negligencia del laboratorio.

Sobre los plazos para estos procesos de aborto, desde la corporación señalaron que se está pidiendo la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) bajo la ley 21.030, con la causal 1 y 2 sin edad gestacional. “Nosotras solicitamos la IVE al centro de salud. Ellos tienen 15 días para responder, si no responden o responden de forma negativa, ingresaremos un recurso de protección, el que no tiene plazo para su tramitación, pero es de aquellos que son vistos con preferencia en las cortes”, indicó.

“La gota que rebalsó el vaso”

La abogada sostuvo que se entregará toda la información a las entidades correspondientes y a las Organización de las Naciones Unidas (ONU), sumando también a los antecedentes que se han recolectado en relación a dos denuncias que interpusieron ante la Contraloría por deficiencias de la suspensión de “varios tratamientos y atención de salud sexual y reproductiva”.

“Esto ya fue como la gota que rebalsó el vaso. Vamos a llevar esto hasta las Naciones Unidas, específicamente a la relatoría de salud, con el objetivo que entregue recomendaciones al Estado de Chile”, argumentó Canales.

Por otra parte, y en relación a cómo se irán detectando a las reales afectadas, la abogada de la corporación Miles destacó que están clasificando los casos con la demostración de los anticonceptivos que estaban consumiendo: “Estamos acompañando a mujeres que habían usado pastillas de los lotes defectuosos, que además eran entregadas en los Centros de Salud Familiar (Cesfam) de distintas partes de Chile como: Osorno, Futrono, Antofagasta, Santiago y María Pinto”.

Algunas tenían el blíster, otras cuentan con el carnet con el cual retiraban las pastillas anticonceptivas con fallas; también hay dos mujeres que compraron en la farmacia y que también tenían los blíster defectuosos”.

La abogada alertó que han recibido denuncias por otras partidas dañadas o con problemas, por lo que hicieron las consultas al ISP sobre el tema y les confirmaron que han recibido 27 denuncias de 15 lotes distintos, dos de ellos son los que sacaron del mercado en octubre. “Vamos a poner denuncias por estos lotes defectuosos y por otros anticonceptivos, debido a que otras mujeres se nos han acercado y manifestado que han tenido problemas con pastillas del mismo laboratorio, pero de otra marca”.

Canales argumenta que la idea es que se realicen las investigaciones para determinar la estabilidad de dichos fármacos y evitar este tipo de situaciones y embarazos no deseados.

EL DÍNAMO le consultó al ISP respecto a esta situación, sin embargo, hasta el cierre de esta nota no entregaron ninguna respuesta o declaración. 

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados