Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Instituto Nacional de Derechos Humanos va detrás de “Alerta Máxima”

El INDH acusa vulneración de la dignidad humana, discriminación y una larga lista de malas prácticas por parte del programa de Chilevisión.


POP

14 de septiembre, 2016

Autor:

Alerta Maxima

“Nos hemos transformado en el canal de televisión con la pantalla más sucia, más fea”, decía con evidente molestia la periodista Macarena Pizarro al asesor estratégico de la señal, Holger Roost-Macias, en un audio que se filtró a los medios hace unas semanas.

Esta discusión se dio luego de que se determinara la salida de Patricio Caldichoury, jefe del departamento de prensa quien estuvo en el cargo durante 16 años. Su despido generó una verdadera rebelión al interior del departamento de prensa, conflicto que de seguro quedará como uno de los episodios más polémicos de la televisión chilena este 2016.

Pues bien, lejos de calmarse las aguas, Chilevisión vuelve a estar en la palestra luego de que el Instituto Nacional de Derechos Humanos anunciara que iniciará acciones ante el CNTV contra el programa “Alerta Máxima, tras las rejas“.

Alerta Maxima

El espacio, que muestra el día a día de reos en los principales centros penitenciarios del país, está bajo la lupa del INDH por “vulneración de la dignidad humana, trasgresiones al derecho a la privacidad, por trato discriminatorio y afectaciones a la resocialización de los internos e internas“, en particular un episodio emitido el 25 de agosto.

En la denuncia se hace énfasis respecto del “tono evidentemente burlesco del periodista que relata el programa, lo cual resulta atentatorio en contra la dignidad de las personas que se encuentran privadas de libertad y en una situación de vulnerabilidad”.

Dentro de las expresiones e imágenes consideradas vulneratorias por el INDH se detalla en el escrito el malestar que expresan internos/as al ser grabados, pero que independiente de sus protestas son igualmente exhibidos“, detalla el organismo.

En total, son catorce hechos puntuales que dan cuenta, según el INDH, de “la forma burlesca y estigmatizadora de comunicar utilizada por periodistas y por el conductor del programa, respecto de las personas privadas de libertad”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia