Síguenos en Facebook X
El Dínamo

ME-O busca recuperar sintonía con la gente contando detalles de su vida con Karen Doggenweiler

El líder del PRO desclasificó los cambios que se han evidenciado con la convivencia en su casa gracias a los nuevos horarios de la animadora.


POP

24 de noviembre, 2016

Autor:

meo-doggenweiler

El pasado mes de junio, Karen Doggenweiler oficializó su salida de la animación del extinto Buenos Días a Todos para dedicarse a otros proyectos dentro de TVN. Fue cuatro meses más tarde cuando la animadora estuvo en el programa Mujer Glam de Vive TV, en el que dio a conocer detalles de su relación con Marco Enríquez-Ominami tras la drástica decisión que tomó.

Quería más tiempo con mis hijas, quería estar más con Marco. No quería sentir el domingo después de almorzar, como a las 4, ese dolor de guata como cuando una tenía prueba de matemáticas, y alargar lo más posible la sobremesa del almuerzo para que pasara rápido. Empecé a sentir todas esas cosas y eso era lo que no quería”, explicó.

Casi dos meses después fue el propio líder del PRO quien estuvo invitado al programa que conduce Ana Sol Romero, y se refirió a este mismo tema, donde aseguró que la relación entre ambos “ha cambiado mucho desde que salió del matinal”.

Velorio de Ricarte Soto

“Siempre acepté que se levantara al alba para ir al matinal (…) Y ahora me doy cuenta que estoy feliz con este cambio de reglas. Un café juntos, los pies juntos debajo de la cama, a las siete de la mañana, y despertarse juntos (…) Además, y esto es una protesta, tenía prohibido hacer ruido a partir de las diez de la noche. Yo llegaba a las once y eran unos gritos diciéndome ‘¡te fuiste a dormir a otra pieza!’. Ahora, como tenemos horarios más normales, a las once yo puedo llegar y conversar media hora antes de dormirse… Entonces nos ha cambiado mucho la vida en pareja para mejor”, señaló.

Después de doce años de matrimonio, Ominami asegura que le dobló la mano a quienes no confiaban en su relación. De hecho, varios de sus cercanos aseguraban que no durarían más de tres juntos. “Ya llevamos 12 años… nos queremos mucho y se me ha hecho corto”, confidenció el político.

En ese sentido, afirmó que “la Karen ayuda mucho con su sentido del humor, porque le mete mucha onda a la vida doméstica… se ríe mucho, mucho, mucho de mí”, agregando que “hoy somos más amigos que antes, más cómplices, más íntimos, también porque la dificultad nos une”.

Tema aparte es lo que ocurre con su hijastra Fernanda, quien hace unas semanas inició una carrera política al ser electa como consejera académica de la federación de estudiantes de la UDP, como parte de la lista “Siembra”, encabezada por la comunista Natalia Silva. De hecho, fue la misma Karen quien celebró esto a través de las redes sociales.

Al respecto, Marco indicó que no le gusta mucho que ella esté metida en estos temas. “Como la siento hija mía, no quiero que ella sufra lo que yo padezco. Yo camino por la calle, la mitad te mira con odio, y la otra mitad te aplaude”, sostuvo. Por lo mismo, reveló que esto provocó un cambio en el hogar: “En mi casa no se hablaba de política hasta ahora”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia