Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Dueño de LA Clippers pide perdón por sus palabras y asegura que no es racista

"No soy racista", le dijo Sterling al periodista Anderson Cooper, de la cadena CNN, en una entrevista grabada el domingo y que será transmitida el lunes. "Cometí un terrible error. Estoy aquí para disculparme".


Estadio

12 de mayo, 2014

Autor:

EFE EFE

El conflicto surgido entorno a unos comentarios despectivos contra los negros que hizo el dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, en una conversación privada, grabada sin su consentimiento, hizo que el protagonista de los mismos pidiese “perdón” públicamente y reivindicase que no era “racista”.

El multimillonario Sterling, de 80 años, que ya ha sido apartado a perpetuidad de la dirección del equipo por orden del comisionado de la NBA, Adam Silver, además de multarlo con 2,5 millones de dólares y de adelantar que buscará forzarlo a que venda la franquicia, en declaraciones ofrecidas a la cadena de televisión CNN, se disculpó por los comentarios y dijo que habían sido “un terrible error”.

Pero también reivindicó que no se consideraba de ninguna de las maneras un racista o que estuviese en contra de los negros o de cualquier otra minoría.

“No soy racista”, le dijo Sterling al periodista Anderson Cooper, de la cadena CNN, en una entrevista grabada el domingo y que será transmitida el lunes. “Cometí un terrible error. Estoy aquí para disculparme”.

La declaración de Sterling es la primera que hace en público desde que fue expulsado de la NBA y argumentó que después de años de haber mostrado una buena conducta como dueño debería tenerse en cuenta de cara al futuro.

“Soy un miembro bueno que cometió un error”, valoró Sterling. “¿No tengo derecho a cometer un error, luego de 35 años? Yo amo mi liga, amo a mis socios. Es un error terrible, y no lo volveré a hacer”.

La entrevista se da dos semanas después que Silver tomó la decisión de expulsar a Sterling y todo el aparato legal de la liga ya trabaja en la operación de forzar al dueño de los Clippers a vender el equipo, que consiguió en 1981 y que se calcular que ahora podrá tener un valor superior a los 1.000 millones de dólares.

Sterling también explicó que no había pedido antes las disculpas públicas porque estaba “emocionalmente perturbado”, al darse cuenta que se había equivocado.

“La razón por la que todo es muy difícil para mí es que me equivoqué”, valoró Sterling. “Yo causé el problema. No sé cómo corregirlo”.

Comenta esta noticia