Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
La carta más íntima y emotiva de Michelle Bachelet a su madre Ángela Jeria La carta más íntima y emotiva de Michelle Bachelet a su madre Ángela Jeria

En el especial del día de la madre de Revista Caras, la Mandataria le dedicó sentidas palabras a "mi compañera más cercana en los mejores momentos y también en los más angustiosos".

Nacional

La carta más íntima y emotiva de Michelle Bachelet a su madre Ángela Jeria

Por 8 de Mayo de 2017

Este domingo se celebra el Día de la Madre y la Revista Caras preparó un especial con cartas de hijos a sus progenitoras. En este contexto, la Presidenta Michelle Bachelet escribió una sentida misiva a su “compañera inspiradora, fuerte, digna y resiliente”, Ángela Jeria.

En su última aparición en público el pasado 27 de abril, la madre de la Presidenta se refirió a la libertad del coronel (r) de la Fuerza Aérea Edgard Ceballos, asesino de su esposo, el general Alberto Bachelet, determinación adoptada por instrucción del juez Mario Carroza.

“Las personas que no están en condiciones buenas de salud, que en realidad ya no saben si quiera de qué es su vida. No tiene sentido que sigan presas“, afirmó en esa oportunidad.

Revisa un fragmento de la carta:

“Te mando este abrazo grande y apretado, sabiendo que no siempre podemos compartir el tiempo que quisiéramos, ese tiempo de conversas que tanto nos gusta. Pero sé que el cariño enorme que nos vincula sigue intacto. Eres un pilar en mi existencia y lo seguirás siendo. Las primeras semillas de mi vocación por el bienestar de las personas fueron sembradas en casa. Tanto de ti como del papá aprendí a conmoverme con la injusticia. En cada conversación, en cada juego, en cada lección, la vocación familiar por estar al servicio de los demás se fue haciendo más fuerte. En cada acto tuyo y del papá aprendí valores y principios sociales, aprendí a respetar los derechos y hacerme cargo de los deberes, aprendí a no pensar sólo en mí, sino en el colectivo. Y, sobre todo, aprendí de ustedes que en darse hay una enorme fuente de alegría. Sé que no siempre ha sido fácil ser mi madre, y que la vida discreta y austera que sé que prefieres, a ratos se ve remecida por el camino que yo he elegido. Agradezco que, a pesar de eso, estés siempre junto a mí. Agradezco que hayas sido mi compañera más cercana en los mejores momentos y también en los más angustiosos. Una compañera inspiradora, fuerte, digna y resiliente, pero también una presencia cercana, cariñosa y apoyadora con la que he compartido los grandes procesos de la vida, los estudios, la maternidad, la… (revisa la carta completa en Revista Caras)“.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post