Educación

Escuelas de Cataluña reabrirán sus puertas en junio para los alumnos de últimos años

A partir del 1 de junio, los estudiantes que cursen los últimos años de cada ciclo podrán retornar voluntariamente a las clases presenciales, aunque con restricciones de cantidad de alumnos por sala.

Por , 22 de Mayo de 2020

Con más de 64 mil casos positivos acumulados y 11.766 fallecidos, la comunidad autónoma de Cataluña ha sido una de las más afectadas por la pandemia del coronavirus (COVID-19) en España. Pese a ello, el próximo 1 de junio tendrá lugar la reapertura de las escuelas e institutos, aunque sólo para quienes están en el último curso de cada ciclo educativo.

Sin embargo, este regreso a las clases presenciales sólo será factible para los que viven en zonas que hayan pasado a la fase 2 de desescalada de la cuarentena, con miras a la denominada “nueva normalidad”.

Además, este retorno a las escuelas en Cataluña tendrá lugar bajo una “estricta voluntariedad” de los estudiantes y sus respectivas familias, es decir, será decisión de los alumnos y apoderados asistir o no a las clases. No obstante, todos tendrán la posibilidad de ir a su establecimiento educacional en algún momento del presente año escolar.

Cabe mencionar que, cuando se materialice este regreso, restarán pocas semanas para la finalización del año escolar, fijada para el 19 de junio.

Específicamente en educación media, considerando que los jóvenes son más capaces de adoptar medidas de prevención y seguridad, se prevé que el retorno sea más masivo. Respecto a los estudiantes de los últimos años, se espera que puedan volver de manera gradual y escalonada, aunque nunca superando los 15 alumnos por sala.

En tanto, en la educación primaria, se permitirá que regresen los estudiantes del último curso, y para ello, se definió que no pueden haber más de 13 alumnos por aula. Mientras que para el resto de los cursos se dictarán tutorías individuales y/o grupales.

En el caso de los más pequeños, que van entre los 3 y 6 años (de P3 a P5), y con el fin de ayudar a los padres que deberán volver al trabajo presencial, también se habilitará un espacio para recibirlos, de 9 a 13 horas, y considerando sólo un máximo de 13 niños por grupo.

Finalmente, el servicio de comedor estará cerrado hasta el próximo año y el transporte escolar sólo podrá ser usado en casos debidamente justificados.