Jair Bolsonaro se retractó de promover la cloroquina: “Al menos no maté a nadie”

El presidente de Brasil admitió que el medicamento que defendió durante toda la pandemia no sería eficaz para tratar el coronavirus.

Por
El mandatario fue un defensor del fármaco para tratar el COVID-19. Foto: Palácio do Planalto
El mandatario fue un defensor del fármaco para tratar el COVID-19. Foto: Palácio do Planalto
Compartir

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reconoció por primera vez que la cloroquina, medicamento que por meses promocionó como un tratamiento contra el coronavirus, no tendría eficacia para enfrentar la pandemia.

El mandatario fue un impulsor del fármaco, el que según los estudios internacionales no tendría efecto positivo en los pacientes contagiados. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no lo recomendó como tratamiento debido a los graves efectos adversos que provocaría en los enfermos.

“Puede ser que al frente digan: ‘la chance es cero, fue un placebo’. De acuerdo, paciencia. Discúlpame. Adiós. Al menos no maté a nadie”, expresó el gobernante en declaraciones consignadas por UOL.

Bolsonaro respaldó la utilización de cloroquina durante toda la pandemia e incluso la consumió luego de haberse contagiado con COVID-19 en julio pasado.

La defensa del presidente ultraderechista al fármaco fue tal que dos de sus ministros de Salud debieron dejar sus cargos por su rechazo a su aplicación en el sistema público. El actual titular de la cartera es Eduardo Pazuello, un militar sin experiencia en el área.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) no ha autorizado ningún tratamiento adicional para el coronavirus en el país, estableciendo que las vacunas son la única forma de controlar la pandemia en el mediano plazo. 

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados