Ley Zamudio: pareja demanda a médico que se negó a realizar una ecografía

El 3 de septiembre, y frente a la dirección del Hospital, el médico reafirmó sus dichos, alegando que se mantendría firme en su postura y no haría nada que atentara contra sus valores

Por
Ley Zamudio: pareja demanda a médico que se negó a realizar una ecografía
Compartir

Una pareja de mujeres lesbianas demandó a un ginecólogo debido a que el profesional se negó a realizar una ecografía a una de ellas por su orientación sexual.

El pasado 7 de agosto, la pareja compuesta por P.M. y E.V. asistieron al Hospital Claudio Vicuña de San Antonio para que la primera de ellas se realizara una ecografía, procedimiento que -según las denunciantes- fue negado por el ginecólogo Roberto Eduardo Halim Liendo, quien habría argumentado que era “antinatural y poco ortodoxo” que dos mujeres fueran madres de un mismo bebé.

El 3 de septiembre, y frente a la dirección del Hospital, el médico habría reafirmado sus dichos, alegando que se mantendría firme en su postura y no haría nada que atentara contra sus valores

Tras esto, y con el patrocinio del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), la pareja interpuso una demanda contra el médico invocando la “ley Zamudio”, especificando que la conducta de Roberto Halim violenta los principios de igualdad ante ley y no discriminación, así como el derecho a conformar familia garantizados en la Constitución, la Convención Americana de Derechos Humanos, la Ley Zamudio y distintas resoluciones sobre orientación aprobadas por la OEA y la ONU y que han sido firmadas por Chile .

Sobre esta situación, Rolando Jiménez, dirigente del Movilh, señaló que “esperamos la máxima sanción posible contra este médico que violenta la dignidad humana en virtud de prejuicios y odiosidades, poniendo en jaque la estabilidad emocional y física de las personas solo por su orientación sexual”.

“El médico ha sido además osado en su violación a los derechos humanos, pues la ha defendido incluso frente a la dirección del hospital donde trabaja, lo cual vuelve al profesional en un peligro para las personas con orientación sexual diversa, en especial para las mujeres lesbianas y bisexuales”, agregó Jiménez. 

En esta nota