Nacional

Los delitos durante la crisis social: aumentan saqueos y disminuyen portonazos y robos en viviendas

El fiscal Manuel Guerra aseguró que el Estado de Emergencia y el toque de queda, de alguna forma impidieron que se cometieran ciertos delitos.

Por , 28 de Noviembre de 2019

El fiscal regional metropolitano oriente, Manuel Guerra, entregó detalles respecto a los delitos más recurrentes desde que estalló la crisis social, el pasado 18 de octubre.

De acuerdo a lo expuesto por Guerra, en conversación con Radio Universo, “normalmente tenemos cierto tipo de delitos que ocurre con mayor frecuencia. Es así como el hurto al retail -mecheros- siempre ha sido un delito con bastante ocurrencia y en esta ocasión tenemos una disminución de un 55% desde el 18 de octubre al 25 de noviembre, pero paralelamente nos aumentó de manera sustancial otro tipo de delito”.

“Por ejemplo el robo en lugar no habitado, que es lo que se denomina como saqueo, nosotros el 2018, entre el 18 de octubre y el 25 de noviembre, teníamos 417 robos en lugar no habitado. (…) Este año tenemos 863 robo en lugar no habitado en igual fecha, lo que significa un aumento del 107% y eso se concentra en la fiscalía de Peñalolén-Macul que cubre hartas comunas que subió de 59 robos en lugar no habitado a 222 este año, es decir un 276%, La Florida sube un 153%, Ñuñoa un 119% y Las Condes tiene una variación mucho menor. Lo que observamos es que se mutó por un delito mucho más violento, más de oportunidad que es el robo en lugar no habitado”.

En ese contexto, el persecutor destaca que también se redujeron en cantidad otro tipo de delitos durante la crisis social, como el robo en lugar habitado, el que bajó en un 43%  en todas las comunas de nuestra zona. Mientras que el “portonazo”, que es calificado como robo con intimidación o con violencia, también registró una disminución en el útlimo mes.

“El robo con intimidación baja 11% especialmente las dos primeras semanas de la crisis. Pero el robo con violencia, que es el otro que ocurre, baja un 25% de 244 a 183 y los portonazos bajan sobre un 20% y en forma bastante fuerte los primeros días. Hay que entender que había Estado de Emergencia, toque de queda y obviamente que no estaban dadas las condiciones para ese tipo de delito”, explicó Guerra.

Por otra parte, el fiscal destaca que hubo alzas importantes en desórdenes públicos, los que tienen que ver con las situaciones ocurridas en “Plaza Italia, Parque Bustamante y Plaza Ñuñoa. Si el año pasado esa fiscalía tenía 20 casos de desórdenes públicos, este año tenemos 209 detenidos por esa situación. También hemos tenido un alza muy relevante en los delitos de daños a la propiedad: si el año pasado teníamos 382 en igual fecha, este año tenemos 563 y la fiscalía que más sube es Ñuñoa-Providencia”.

“También tenemos una variación muy relevante en los delitos de lesiones que sube de 600 a 1.500, un alza casi de un 200%”, concluyó.