Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
En Vivo EN VIVO Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias ver más

Nacional

Todos los antecedentes del polémico caso de Luis Núñez

El pasado martes, fue detenido en Cochabamba, Bolivia, país al que había ingresado tres semanas antes con documentos falsos que aseguraban que se llamaba Luis Bastián Vázquez Germal.

Todos los antecedentes del polémico caso de Luis Núñez
Por 6 de Febrero de 2020

Casi un año después de salir de prisión -por financiar en 2013 a una banda de narcotraficantes y por porte ilegal de armas- el ex futbolista Luis Núñez volvía a dar qué hablar por su presunta participación en un homicidio.

Pese a que frente a la prensa afirmaba que era un hombre nuevo, que quería enmendar sus errores y quizás volver a brillar en el fútbol, lo cierto es que Núñez volvió a enfrentar a la justicia y puso tras las rejas su libertad.

El 10 de octubre de 2018 personal de Carabineros llegó hasta una vivienda ubicada en la calle Francisco de Zárate en la población La Legua, de la comuna de San Joaquín, donde encontró a dos sujetos heridos por disparos. Uno de ellos, identificado como Juan Pinto Vásquez, falleció horas después debido a las lesiones.

Mario Enrique Albornoz Bustamante fue el otro afectado por los disparos, quien sobrevivió y logró identificar entre los atacantes al ex jugador de Universidad Católica.

Tras esto, se emitió una orden de detención en contra de Núñez y el otro involucrado, Andrés Vergara Baeza.

Sin embargo, no se tenía pistas del futbolista en ninguna parte. La Policía de Investigaciones (PDI) y Carabineros inició un amplio operativo que parecía no dar frutos.

Incluso, el abogado de Núñez, Juan Hernández, dijo en aquella oportunidad a La Tercera que “Luis ya no vive en Santiago, por lo que supongo que nadie se ha comunicado con él. Dudo que sepa que lo están buscando. He intentado comunicarme durante el día y aún no puedo”.

Un año después, “Lucho Pato” hacía fuertes declaraciones desde la clandestinidad, en las que juraba inocencia y acusaba que existía una intención de detenerlo por ser una persona conocida públicamente.

“Estoy muy triste, enterraron a mi padre y no pude estar presente. Tuve que despedirlo a través de la cámara de un celular (…) todo por ser un prófugo de la justicia, sin tener nada que ver en el caso por el que me buscan. Es algo muy doloroso. Gracias a Dios, la vida me tiene con fuerzas, pero claro que me habría gustado acompañar a mi familia, a mis hermanos chicos”, afirmaba en conversación con El Mercurio.

“Una maldita mentira me tiene prófugo. Yo ya pagué mis errores del pasado con cuatro años y 64 días en la cárcel (…) la policía sabe lo que pasó, y los tribunales también (…) hay un detenido hace ocho meses y según lo que me han dicho, aún no lo hacen declarar porque saben que él dirá la verdad. Pero no, prefieren buscarme porque yo soy conocido. Yo me crié con él (Vergara), es como mi hermano, y eso les bastó para que me involucraran”, explicó en aquella oportunidad.

Una intensa captura

Sus esfuerzos por mantenerse en libertad dejaron ser efectivos el pasado martes, cuando la policía lo detuvo en Cochabamba, Bolivia, país al que había ingresado tres semanas antes con documentos falsos que aseguraban que se llamaba Luis Bastián Vázquez Germal.

Todo ocurrió mientras recibía a familiares en un terminal, a los que la policía tenía identificados. Según lo señalado por El Gráfico, el ex delantero puso una fuerte resistencia a la detención, que incluso le provocó heridas en sus muñecas.

En conversación con el mencionado medio, Sami Aliss, responsable del Departamento de Migración de Cochabamba contó que “al principio se puso sumamente agresivo. Incluso, por tanta presión que hizo, terminó abriéndose heridas en las muñecas por intentar soltarse las esposas”.

“Cuando se dio cuenta de que no había vuelta atrás, se empezó a calmar, no le quedó otra. Lo que sí, suplicaba que esto no se supiera, porque tenía un nombre que cuidar (…) no tenía ningún síntoma de haber consumido bebidas alcohólicas ni nada”, agregó.

Tras este episodio, Luis Ñúñez volvió a Chile, donde la PDI también detalló cómo lograron capturarlo. El jefe de Brigadas Robos Sur, comisario Eduardo Díaz, explicó que “la coordinación con la policía boliviana fue muy importante por cuanto nos contactamos con el departamento de inteligencia de la ciudad de Bolivia”.

En ese contexto, Díaz explicó que este trabajo permitió reunir “los antecedentes tanto que nosotros teníamos de este sujeto, sus familiares, sus movimientos; y ellos también nos proporcionaron los lugares específicos que él podría frecuentar, para ellos también efectuar la detención”.

Finalmente, el pasado miércoles, el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte decretó que fue legal la detención de Luis Núñez y ordenó su traslado al 12° Juzgado de Garantía de Santiago para su formalización, la que se llevará a cabo el próximo 7 de febrero.

Relacionados

Comenta