El lobby del Club de Planeadores para extender controversial contrato de arriendo con Municipalidad de Vitacura

La agrupación paga $1,7 millones por el terreno de 15 hectáreas y busca cerrar un nuevo trato antes que se acabe la administración de Raúl Torrealba, a pesar de que el contrato fue modificado en 2012 tras el incumplimiento de acciones de mitigación.

 El lobby del Club de Planeadores para extender controversial contrato de arriendo con Municipalidad de Vitacura
Por

El año 2005 los representantes del Club de Planeadores de Santiago, Arturo Diez y Eugenio Gellona, firmaron un favorable contrato con el ex alcalde subrogante de Vitacura, Aldo Sabat. En el documento, al que tuvo acceso EL DÍNAMO, acordaron arrendar 15,06 hectáreas cercanas a la Avenida Santa María por 62 UF, un poco más de $1,7 millones mensuales.

El bajo monto, según se aprobó en el acuerdo 1.450 del Concejo Municipal de Vitacura celebrado en noviembre del 2003, respondía a que la concesión del espacio había sido entregada históricamente por la Municipalidad de Las Condes -antiguos dueños del terreno- al Club de Planeadores de Santiago. Además, por esos años, se estableció un pago inmediato de $100 millones y una cuota mensual por arriendo de 158,91 UF ($4,5 millones) durante los primeros 10 años desde que se firmó el documento.

Sin embargo, la cifra actual del arriendo, cercana a $1,7 millones, quedó absolutamente fuera de todo margen y está muy por debajo de los precios del mercado. Por ejemplo, por una de las sedes del Banco de Chile emplazada en Vitacura, según confirmaron desde la municipalidad a EL DÍNAMO, la comuna del sector oriente recibe el mismo monto, pese a que sólo se trata de 131 metros cuadrados.

Otra comparación que se puede establecer para dimensionar qué tan bajo es el monto del actual arriendo se obtiene al analizar cuánto puede llegar a recibir el Club de Planeadores de Santiago sólo por cobrar el uso de la cancha de tenis que existe al interior del terreno y cuyo valor para los socios es de $8 mil y de $13 mil la hora para los no socios.

A la fecha, la organización posee unos 300 afiliados, donde destacan importantes empresarios nacionales, como la familia Kaufmann, por lo que gracias al pago del espacio deportivo de cada uno de ellos es posible reunir más de $2,4 millones y saldar con creces el arriendo mensual con el municipio.

Club propone mejoras a cambio de extender el contrato

Pese a que aún restan 15 años para que termine el contrato, desde el Club de Planeadores de Santiago buscan renovar el documento y extender su funcionamiento en la zona ante la amenaza de trasladarse a otra comuna. De hecho, durante los últimos meses, miembros de la agrupación expusieron en dos ocasiones ante los concejales de Vitacura y presentaron las mejoras que buscarían implementar en esta nueva concesión.

En dichas reuniones, de acuerdo a lo expuesto por la concejal Luz Pacheco (IND) en el último Concejo Municipal del miércoles 21 de octubre, los representantes del club presentaron cómo quedaría el sector en arriendo tras someterse a mejoras, por ejemplo, con la construcción de una nueva área de recreación pensada en la unidad vecinal Nº13 -emplazada en la zona- y con materialización de modernos hangares subterráneos.

Al ser consultada por EL DÍNAMO, la concejal Pacheco indicó que tras las reuniones con el club la mayor duda de los concejales fue si acaso la presentación buscaba algún tipo de corrección en el diseño, o más bien, hacer presión con el propósito de extender el contrato por mucho más tiempo.

“Ellos querían presentarnos el proyecto para dejarlo grabado, pero si tienen hasta el año 2035 no entiendo para qué nos lo presentan ahora. Me queda la duda si lo presentan para que uno diga ‘qué lindo el diseño’ o porque quieren más plazo en el contrato para justificar esta inversión, porque me dijeron que la inversión era de $2 mil millones“, puntualizó Pacheco.

El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba (RN), tras la interpelación de la concejal Pacheco, sólo se limitó a decir que “aún no hay una propuesta definitiva”, por lo que “cuando tengamos la propuesta concreta definitiva del Club de Planeadores la vamos a resolver con el Concejo”.

Desde el Club de Planeadores, en tanto, confirmaron a EL DÍNAMO los acercamientos con los miembros del Concejo Municipal y otras autoridades de Vitacura, ya que “nuestro interés siempre será continuar con la operación del aeródromo, porque el propósito del Club es fomentar la aviación, y su renovación es un tema que se deberá abordar en su momento”.

“Es un proyecto que está en una fase muy prematura, y que tiene como objetivo permitir que la comunidad pueda aprovechar de mejor forma los espacios y áreas verdes en torno al aeródromo sin interrumpir su normal funcionamiento”, precisaron en relación a la propuesta presentada a los concejales.

¿Incumplimientos del actual contrato?

Además del lobby del Club de Planeadores de Santiago para mantenerse en la comuna antes de que termine el periodo del alcalde Raúl Torrealba, en el último Concejo Municipal de Vitacura se denunciaron serios incumplimientos del actual contrato.

De acuerdo al documento, el Club de Planeadores se comprometió en 2005 a que en un plazo no superior a los tres primeros años construiría un parque temático o un museo. También se comprometieron a construir, durante el mismo periodo, un paseo peatonal a un costado de la Avenida Santa María que fuera de libre acceso para el público en general, y dentro del primer año se debía dar vida a la sede de la Junta de Vecinos A-13.

Sin embargo, luego de 15 años, las únicas construcciones existente son la de la junta de vecinal y el paseo peatonal por la vereda norte del club a un costado de la Avenida Santa María. El resto, según los concejales de Vitacura, brilla por su ausencia.

La concejal Luz Pacheco ha visitado en un par de ocasiones las hectáreas arrendadas al Club de Planeadores y confirmó durante el Concejo Municipal que cuando estuvo en terreno, “no encontré ningún museo o parque temático que tenían la obligación de construir”

“No sé dónde está el museo o el parque temático. Sólo me dijeron que a 100 metros de la entrada, que es privada, se podía entrar público al Club de Planeadores para ver desde la galería cómo despegan y aterrizan”, criticó.

Si bien estas medidas sin ejecución, de acuerdo al documento firmado por ambas partes en 2005, podrían dar pie al incumplimiento del contrato y por ende al pago de 22.193 UF -$638 millones- como multa, desde la Municipalidad de Vitacura precisaron que el documento fue modificado durante el 2012, disminuyendo la superficie arrendada y eliminando algunas promesas.

De acuerdo al nuevo documento, al que también accedió EL DÍNAMO, en diciembre de 2012 el alcalde Raúl Torrealba junto al ex presidente del Club de Planeadores, Harald Baumgarten, acordaron previa autorización del Concejo Municipal, modificar el contrato y dejaron constancia que “la presente modificación contractual no afecta el monto del canon de arrendamiento pactado mediante contrato de fecha 9 mayo del 2005”.

En relación a la creación de un museo, según dice el anexo al contrato original, se determinó que el lote asignado para su construcción “se encuentra copado en su constructibilidad, haciéndose imposible su construcción”.

Para el caso del parque temático, el nuevo contrato de 2012 estableció que “la eventual construcción de éste, restaría áreas verdes que son importantes de preservar en el sector donde se ubica el Club de Planeadores”.

“Por otra parte, no es posible desconocer la circunstancia de que en la actualidad, debido a la consolidación de la Costanera Norte y la Avenida Santa María de la comuna de Vitacura, se hacen complejos los accesos al club para más actividades, lo que atenta contra cualquier construcción u obra que pueda generar un ingreso masivo de asistentes, como podría suceder en el caso de existir un museo o parque temático”, se estableció en el acuerdo. 

Más Nacional

Últimas noticias

Populares

Recomendados