Día Internacional de la Enfermería

A pesar de las grandes demandas en sistemas de salud debilitados y bajo enormes presiones, los profesionales de enfermería han respondido con un gran compromiso y vocación de servicio.

Por Mónica Valenzuela Directora de la Escuela de Enfermería de la UDLA › Actualizado: 19:26 hrs
Afrontar largos turnos y capacitarse para luchar contra una enfermedad grave y desconocida, han sido parte de los desafíos que han debido asumir estos profesionales. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Afrontar largos turnos y capacitarse para luchar contra una enfermedad grave y desconocida, han sido parte de los desafíos que han debido asumir estos profesionales. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Este 12 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Enfermería, una fecha que se vive de manera especial este 2021, ya que la pandemia ha permitido evidenciar la relevancia, liderazgo y el increíble compromiso y coraje de quienes desempeñan la profesión.

A pesar de las grandes demandas en sistemas de salud debilitados y bajo enormes presiones, los profesionales de enfermería han respondido con un gran compromiso y vocación de servicio, desde lo clínico han realizado conversión de camas, atendido a pacientes de alta complejidad y cambiando horarios de turnos por jornadas más extensas, siendo capaces además de, en un corto tiempo, capacitarse para enfrentar una enfermedad grave y desconocida.

En el ámbito de la atención primaria han creado nuevas formas de continuar con los cuidados de las personas en control, siendo pilar de la trazabilidad en el contexto pandemia, planificando y ejecutando el plan de vacunación contra el COVID-19 en nuestro país. Por otra parte, los formadores de la profesión han demostrado una gran capacidad de adaptación a nuevos escenarios, e incluso, han liderado la utilización de nuevas maneras para enseñar a brindar cuidados, utilizando tecnologías y creando innovadoras formas de promover, proteger, ayudar a recuperar y acompañar al buen morir.

Todo esto pone en primer plano a la enfermería para enfrentar la visión futura que debemos construir con las personas, familias y comunidades, con el fin de salvaguardar la salud y apoyar al mejoramiento de la calidad de vida. En la visión futura de la atención de salud, sin duda la enfermería jugará un rol fundamental, pues la cercanía, empatía y escucha activa, son rasgos esencialmente humanos que a pesar de toda la revolución tecnológica nunca podrán ser reemplazados.