Seguridad en las construcciones

En Chile es poco probable que ocurra un evento bajo las mismas condiciones que el ocurrido en Miami, es decir, que colapse un edificio sin que ocurra un terremoto. Nuestro país es uno de los mejores en construcciones antisísmicas, dado que se rige por las normas de edificación NCh 433.

Por Verónica Cortés Weiss Experta en bienes raíces
La normativa se basa en los reglamentos norteamericanos de construcción, pero que en el caso de Chile son aún más estrictos, ya que siguen la lógica de prevenir un derrumbe ante un terremoto. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La normativa se basa en los reglamentos norteamericanos de construcción, pero que en el caso de Chile son aún más estrictos, ya que siguen la lógica de prevenir un derrumbe ante un terremoto. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

En la mañana del sábado 14 de agosto un fuerte sismo de magnitud 7,2 sacudió el sur de Haití, dejando a más de 1.400 muertos y 6.900 heridos.

El lamentable hecho en Haití se suma al derrumbe del condominio de 12 pisos ubicado frente al mar en el suburbio de Surfside en Miami, Estados Unidos, el pasado 24 de junio, que dejó casi un centenar de víctimas fatales.

El Champlain Towers South Condo fue construido en 1981 y se encontraba ad portas de tener que renovar su certificación. No obstante, ya había sido visitado regularmente por funcionarios estatales y existía un informe de 2019 que advertía sobre “daños estructurales importantes” que no fueron atendidos de inmediato.

Este suceso dejó una serie de interrogantes respecto a la seguridad de este tipo de inmuebles, porque Chile a menudo es portada internacional por sus movimientos sísmicos. ¿Debería ser esta característica un motivo de preocupación para posibles derrumbes?

En el caso de Chile, es poco probable que ocurra un evento bajo las mismas condiciones que el ocurrido en Miami, es decir, que colapse un edificio sin que ocurra un terremoto. Nuestro país es uno de los mejores en construcciones antisísmicas, dado que se rige por las normas de edificación NCh 433.

La normativa se basa en los reglamentos norteamericanos de construcción, pero que en el caso de Chile son aún más estrictos, ya que siguen la lógica de prevenir un derrumbe ante un terremoto y no en el caso de desastres producidos por huracanes, como ocurre en tierras estadounidenses.

Un punto importante a considerar al comprar un departamento en Chile, eso sí, es su antigüedad: dado los altos costos asociados al mantenimiento y reparación de los inmuebles antiguos, es aconsejable evaluar las mantenciones y condiciones técnicas antes de comprar este tipo de propiedades.

Es así como esta ley establece que los edificios deben ser diseñados de manera que no sufran daños durante un evento sísmico en toda su vida útil, que es de 50 a 70 años. Una estructura puede incluso ser demolida en caso de que lo amerite, según el deterioro del inmueble a causa de la intensidad de un terremoto. Sin embargo, se debe asegurar que ésta no colapsará mientras transcurre el evento telúrico.

Por esta razón, la normativa chilena se vuelve una garantía de que en nuestro país no veamos las mismas imágenes que lamentablemente observamos este mes en Haití.