Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

País

Los planes de la UDI para enfrentar la "aplanadora" progresista

Hoy comienza el Consejo Directivo Ampliado de los gremialistas, donde evaluará la derrota electoral. El debate girará en torno a la actualización de sus ideas, la movilización de sus bases y cómo enfrentarán al entrante gobierno de Bachelet. Al menos cinco documentos circulan desde esta semana entre sus dirigentes.

Los planes de la UDI para enfrentar la "aplanadora" progresista
Por 10 de Enero de 2014

Hace unos días -y a raíz del acuerdo de la Nueva Mayoría para repartirse los cargos de la testera de la Cámara- el jefe de bancada de los diputados gremialistas, Gustavo Hasbún, aseguró que el conglomerado de Michelle Bachelet había decidido “pasar la aplanadora”. La metáfora coincide con los análisis que hacen en el partido fundado por Jaime Guzmán, luego que en las elecciones de noviembre perdieran once diputados y su carta presidencial, Evelyn Matthei, apenas rozara el 38% de los votos en la segunda vuelta presidencial.

En la UDI saben que no solo fueron derrotados en las urnas. Entre sus dirigentes hay coincidencia en que la agenda hoy está marcada por las ideas progresistas, y dominada en general por temáticas surgidas desde la izquierda y los movimientos sociales. “Se nos ve como un partido ultra conservador, antiguo y elitista”, comentó un integrante de la directiva, haciendo referencia a las discusiones país surgidas desde las movilizaciones del 2011, contrarias a las ideas que sustentan al partido.

“Gobernamos en la cancha de la izquierda”, señala un diputado, refiriéndose a que el Gobierno de Sebastián Piñera no tuvo la capacidad política para instalar las ideas propias del sector en la opinión pública. El Consejo Directivo Ampliado que se iniciará hoy al mediodía en el 14 piso del Congreso -en Valparaíso- tendrá como primera misión desarrollar un análisis de las distintas derrotas que ha sufrido la tienda de derecha.

Sus 125 consejeros comenzarán la jornada siendo espectadores del análisis electoral de Guillermo Ramírez, de la Fundación Jaime Guzmán, quien dará cuenta de los votos perdidos entre el 2009 y los últimos comicios. Luego, Gonzalo Cordero -otrora samurai de la candidaturas de Joaquín Lavín y ex asesor de Andrés Allamand en el Ministerio de Defensa- realizará una exposición sobre el actual contexto socio político. Ya en la tarde, se abrirá el micrófono para dar paso a las propuestas y análisis de distintos dirigentes.

Será el momento de hablar sobre los documentos que durante la última semana han circulado entre parlamentarios y dirigentes partidarios. Hasta este jueves, se contabilizaban cinco escritos que contienen lecturas de la derrota y propuestas para el futuro del partido, los cuales llegaron directamente a los correos electrónicos de los consejeros.

Diagnósticos no tan distintos

El documento más extenso corre por cuenta del senador Hernán Larraín, quien en las últimas horas -según La Segunda- sumó a diputados como Giovanni Calderón, Romilio Gutiérrez, Iván Moreira y Edmundo Eluchans, para darle mayor peso político a su apuesta.  El parlamentario parte de la base que la derecha ganó la elección presidencial 2009 como Coalición por el Cambio, pero terminó su administración como Alianza por Chile, es decir, volvió a sus reductos clásicos, dejando de lado la ambición por superar las barreras históricas de la derecha.

Además, el senador criticará los personalismos que, según él, abundaron en los últimos años en su sector, y señalará que la UDI ha estado “alejada de la gente”, lo que en la práctica los ha dejado fuera de la discusión política de fondo. El análisis de Larraín establecerá responsabilidades en La Moneda y en el propio partido.

Claro que los mayores golpes a la administración de Sebastián Piñera vendrán por parte de los diputados Gustavo Hasbún, Felipe Ward, y el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado. En un documento de cinco páginas -cuyo contenido reveló el martes El Mercurio- los dirigentes culparán al gobierno de “algunas reformas políticas y el lento proceso de instalación”. Según ellos, esos factores “ayudaron de manera superlativa al fracaso electoral”.

La falta de olfato político del Presidente Sebastián Piñera y de la propia UDI, será otra de las razones esgrimidas por Hasbún, Ward y Delgado para explicar la debacle. “Diversas decisiones políticas del Presidente de la República, y las señales equívocas que damos a ratos los políticos de la UDI (contribuyen) a que tengamos una imagen pública negativa, retrógrada, alejada de la problemática ciudadana y que nos deja en una esquina solitaria en el debate y en el futuro político del país”, se argumenta en el informe que expondrán este viernes.

Aunque no redactó ningún paper, el senador Juan Antonio Coloma también expondrá su análisis. Cercanos al dos veces presidente de la UDI, aseguran que también identificará responsabilidades “en el partido y en el Gobierno”, relacionadas ambas con la nula capacidad para responder a la coyuntura que les explotó en la cara desde el 2011. Es un consenso en el gremialismo que se alejaron de la calle y abandonaron la idea de la UDI popular, lo que los habría dejado sin poder controlar la agenda que viró a la izquierda de la mano de las movilizaciones sociales.

Para el diputado Arturo Squella, que también intervendrá en el debate, la UDI no supo defender sus principios con fuerza en pos de la defensa del Ejecutivo. “Nos equivocamos al ser tan condescendientes con el Gobierno en algunas materias. Confundimos ser Gobierno con ser partido de gobierno”, agrega. El análisis de Squella estará en sintonía con lo planteado por el resto de oradores. El problema habría estado en “ceder” a la agenda de la izquierda y no “saber manejar la discusión”.

El futuro

“Hay que volver a la UDI popular”, es lo que todos cantan por estos días en las huestes de Jaime Guzmán. Las ideas y propuestas para lograrlo será algo que se debatirá el viernes por la tarde noche y la mañana del sábado. Todos los documentos presentados contendrán, además del diagnóstico de la derrota, una serie de propuestas para “salir del pantano”.

El senador Juan Antonio Coloma se la jugará por volver con fuerza a las bases. Según ha comentado a cercanos, su apuesta es movilizar a su electorado en temas como la seguridad ciudadana. Está convencido que hoy en política no importa solo el ganar la batalla de las ideas, sino que también es clave movilizar gente. Tomar la calle y presionar por la agenda de la derecha.

El documento que presentará el diputado Arturo Squella, en conjunto con el electo Jaime Bellolio, propondrá la creación de tres comisiones propositivas: constitución, educación y tributaria. Los parlamentarios consideran que la única forma de hacerle frente a Michelle Bachelet es disputándole agenda en los temas que ella catalogó de primordiales. Su idea es poner a trabajar a congresistas y expertos del mundo UDI en los temas que protagonizarán el debate en los próximos cuatro años.

La política de alianzas del próximo periodo será algo que también ocupará parte importante del debate gremialista en Valparaíso, sobretodo considerando la aparición de Amplitud, fracción de RN creada por los diputados Rubilar, Godoy y Browne. El escrito del senador Larraín apostará por retomar la Coalición por el Cambio, acercándose en diálogo a movimientos como Evolución Política -que agrupa al ex ministro Luciano Cruz Coke y al diputado electo Felipe Kast- y al mismo Amplitud. También se mencionará que se debe retomar la conversación con el senador ex RN, Antonio Horvath, que representará un voto clave en la Cámara Alta de cara a algunas votaciones emblemáticas en el próximo gobierno.

El diputado Javier Macaya ha estado redactando un paper junto al jefe de gabinete de Andrés Chadwick, Pablo Terrazas, con el objetivo de atraer a los profesionales jóvenes de la administración Piñera. Macaya considera que se requieren rostros nuevos en la UDI, y para ello en su propuesta se buscará mostrar un partido “tolerante y abierto a los profesionales jóvenes”. El diputado asegura que la tienda está alejada de la imagen que en general se tiene de ella: “La UDI no es un partido donde tenga cabida solo una religión, una sola clase social, ni un solo sexo. La UDI es diversa”, asevera. “El tema del AVP (Acuerdo de Vida en Pareja) quizás va a ser tema de debate. Debemos actualizar el mensaje, sin renunciar a nuestras convicciones”, plantea el legislador.

“El mundo ha cambiado, Chile cambió y los que nos damos cuenta de eso tenemos la responsabilidad de actualizar la UDI”, argumenta.

La propuesta de Hasbún, Ward y Delgado hablará también de abrirse a temas más “ciudadanos”. “Actualizar” una serie de temas “clave” para la colectividad. Entre ellos, “la defensa de los consumidores, rebaja o eliminación de impuestos que no se justifican y que afectan a la clase media, y la protección legal a las parejas de hecho”. Pero, estas ideas encontrarán una importante resistencia entre los consejeros, al menos así lo adelantan varios de los consultados.

Melero retrocede

El viernes pasado el presidente de la UDI, Patricio Melero, aseguró a La Segunda que “el matrimonio homosexual no es un tema de principios”, dando luces de una probable apertura del gremialismo a propuestas más liberales relacionadas con las libertades individuales, sin embargo, fuentes del partido de calle Suecia aseveran que Melero reconoció internamente que “se equivocó”, y acusó aprovechamiento de la periodista para titular algo que él no quiso decir.

Al respecto, un senador indica que “en la UDI no hay nadie que apoye el tema del matrimonio igualitario, y sí es un tema de principios”. Con la excepción de las propuestas de los diputados, nadie más planteará abrirse a los llamados temas valóricos para “acercarse al centro”. De hecho, un legislador plantea que solo son “voladores de luces” los planteamientos que auguran una liberalización del partido: “Hay una especia de fiebre por acercarse al centro. Y es lo que no hay que hacer. Debemos defender nuestras ideas y a las personas que creen en ellas”, asegura.

El jueves los consejeros recibieron un quinto documento, esta vez redactado por la senadora electa por la región del Bío Bío, Jacqueline Van Rysselbergue.

Según comentan varios dirigentes, se le pondrá especial atención a las intervenciones de Juan Antonio Coloma, Ernesto Silva y Víctor Pérez, los nombres que más suenan para liderar el partido desde abril, cuando se elija una nueva directiva. El sábado llegarán a Valparaíso los ex candidatos presidenciales Laurence Golborne y Evelyn Matthei, quienes serán homenajeados y entregarán un mensaje a los militantes presentes.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día