Secciones El Dínamo

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad
17 de Junio de 2024

Claves para conseguir un descanso reparador

Adoptar hábitos que promuevan un descanso óptimo, se vuelve crucial para mantener un estado de salud física y mental óptimo.

Por
Se recomienda reemplazar tanto el colchón como la base de la cama cada 7 o 10 años. Rorozoa en Freepik
Compartir

El estrés por la falta de sueño es un problema cada vez más común en el mundo que habitamos. Es por eso que la elección de los elementos idóneos para propiciar un buen descanso, se ha transformado en un eje importante a considerar al momento de comprarlos.

Elegir una cama apropiada para así tener un descanso reparador es muy importante. La estructura que ésta tenga marcará la diferencia al despertar. Si es una cama de base europea, base americana o es un box spring, también será un elemento diferenciador.  Así mismo, el colchón elegido, según características personales y preferencias, ayudará a no despertar cansado ni estar adolorido durante todo el día.

Algunos aspectos a considerar en esta elección:

Compra según tus necesidades: Antes de elegir un colchón, considera tu postura para dormir, si tienes problemas de espalda o articulaciones, si eres alérgico y otras necesidades específicas. Esto te ayudará a determinar el nivel de firmeza, el tipo de material y otras características importantes. También es relevante que consideres si es que duermes solo o acompañado, puesto que el espacio que ocupa el cuerpo al dormir es sin duda un aspecto a considerar.

Prueba antes de comprar: En tiempos donde todo se resuelve a través de internet, no basta solo con mirar catálogos en línea. Es fundamental probar diferentes colchones en persona para evaluar su comodidad y soporte. Además, haciendo esto te evitas malos ratos a la hora de devolver el producto. Recuerda que algunas empresas tienen políticas muy estrictas para esto.

Investiga sobre materiales: Los colchones están disponibles en una variedad de materiales y la tecnología los ha hecho muy distintos unos de otros. Es primordial investigar sobre las características de cada material y cómo se adaptan a tus necesidades de sueño y preferencias personales.

Considera el tamaño: Elige un colchón que se adapte adecuadamente a tu espacio y necesidades de descanso. En tu habitación, prioriza siempre el espacio que usará tu cama, el resto simplemente se puede acomodar según las dimensiones que queden disponibles.

No escatimes en calidad: Recuerda que pasarás alrededor de un tercio de tu vida en la cama, por lo que invertir en un colchón de calidad es un beneficio para tu salud y bienestar a largo plazo. Lo mismo sucede a la hora de elegir la base de la cama. Y muy importante: no te olvides que los colchones no son eternos, hay que estar atentos a los plazos de renovación.

Además de elegir el colchón adecuado, es importante seleccionar una base de cama sólida y duradera que proporcione un soporte adecuado para el colchón. También se recomienda reemplazar tanto el colchón como la base de la cama cada 7 o 10 años, o incluso antes si muestran signos de desgaste.

Parte importante de cuidar nuestra salud es tener un descanso reparador. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que preocuparse de este aspecto es importante. Dentro de los beneficios de tener un buen descanso está la mejora en la memoria, la mejora integral en la salud, el control del peso y la sensación de menos estrés y aumento en la creatividad.  

Léenos en Google News

Temas relevantes

#camas#colchones

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Wellness