Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Los lineamientos y modificaciones del delegado presidencial para los derechos del agua

"La misión que me encargó la Presidenta es hacer un informe y propuestas, que básicamente tiene tres componentes: medidas para enfrentar la sequía y asegurar que esto no vuelva a ocurrir, segundo, revisar la institucionalidad y tercero, proponer medidas para el ordenamiento jurídico", dijo Reinaldo Ruiz.


Ambiente

27 de mayo, 2014

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

La Presidenta Michelle Bachelet anunció la inclusión en la Constitución que el agua es un bien nacional y modificaciones al Código de Aguas. Ambas novedades inquietaron a agricultores, eléctricas y mineras. Sin embargo, el delegado presidencial de Recursos Hídricos, Reinaldo Ruiz, asegura que esto no debería ser sorpresa, que todo está en el programa de gobierno.

Ruiz, economista, ex director de Odepa y subsecretario de Agricultura en el primer gobierno de Bachelet asumió el 28 de marzo, en estos días se ha formado la convicción de que el país tiene suficientes recursos hídricos para satisfacer su demanda, pero están “mal distribuidos y mal gestionados”, informa La Tercera.

“La misión que me encargó la Presidenta es hacer un informe y propuestas, que básicamente tiene tres componentes: medidas para enfrentar la sequía y asegurar que esto no vuelva  a ocurrir, segundo, revisar la institucionalidad y tercero, proponer medidas para el ordenamiento jurídico“, dice Ruiz.

También considera que lo primordial es enfrentar la emergencia con planes específicos, independiente que alguna de estas medidas afecte en el mediano y largo plazo. Además plantea que “nunca en  la historia, creo yo, habíamos tenido tantas familias en Chile abastecidas por camiones aljibe, estamos hablando de 400 mil personas en el país, incluso en lugares tan impensados como Ancud. El costo para el Estado es de US$ 6 millones a US$ 7 millones mensuales”, dice.

Para asegurar el consumo de Valparaíso, propone intervenir el Aconcagua con un decreto de escasez hídrica del Ministerio de Obras Públicas. “Fuera de los decretos, que duran seis meses, tenemos muy pocos instrumentos como Estado para intervenir“.

Estas modificaciones requieren establecerse en la Constitución, que el agua quede como un bien nacional de uso público. “Uno se hace dueño de ese derecho y eso queda amparado por el artículo de la Constitución que regula el derecho de propiedad (…). Así queda claro que nadie puede tener propiedad privada del agua”.

Ruiz afirma que no están “en contra de las eléctricas, los agricultores o las sanitarias, estamos contra los especuladores que han abusado de un derecho que se les concedió gratuitamente. Además, es bien difícil entender que el Estado pueda otorgar esto a perpetuidad. Tiene que haber causales que signifiquen la extinción de los derechos. Y hoy no las hay”.

Además concluyó tajante: “Nunca he hablado de expropiar o nacionalizar el agua, ni nada por el estilo. Estos son derechos concedidos por el Estado y el Estado tiene todo el derecho a pedir que se los restituyan. Y eso hoy no se puede. No estamos expropiando ni nacionalizando, porque es devolver algo que siempre le perteneció a la nación toda”.

Código de Aguas

De cara a las modificaciones al Código de Aguas anunciadas el pasado 21 de mayo por la mandataria en su cuenta pública, el personero dijo al DF  que se optará por el proyecto que se encuentra más avanzado en el Congreso. De hecho precisó que “el gobierno ha estado participando en el debate activamente a través del Ministerio de Obra Públicas y la Dirección General de Aguas”.

La iniciativa  en cuestión “plantea modificaciones en el código de una manera bastante exhaustiva las distintas funciones del agua y la incorpora en sus distintas formas. Además de funciones sociales y ambientales”, dijo Ruiz.

“Nos comprometimos a que una vez que yo le entregue mi informe a la presidenta -durante el mes de junio-, el ejecutivo va a introducir las modificaciones que sean necesarias o va a acompañar el proceso de discusión en el parlamento. Ese fue el acuerdo que nosotros tuvimos con el parlamento, particularmente en el tema de la reforma constitucional”, agregó.

Asimismo dijo que una de las opciones, confirmó el delegado, es la posibilidad de incluir la figura de reserva hídrica, confirmando que ello “está en el programa de gobierno, efectivamente”.

Cuando el ministro de Obras Públicas “habla de limitar el uso de esos derechos, claramente estamos pensando en situaciones extremas como las que estamos viviendo hoy día”, sentenció.

Comenta esta noticia