Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Rusia libera barco en el que detuvieron a los 30 activistas de Greenpeace

La organización ambientalista celebró la noticia y reafirmó que la detención de la nave era ilegal y contraria al derecho internacional. El Arctic Sunrise permanecía en custodia en Murmansk desde la protesta pacífica contra la exploración petrolera en el Ártico en septiembre pasado.


Ambiente

6 de junio, 2014

Autor:

/greenpeace.org /greenpeace.org

El Comité de Investigación de Rusia informó en la mañana de este viernes a Greenpeace Internacional la liberación del buque Arctic Sunrise que permanecía en custodia en Murmansk desde la protesta pacífica contra la exploración petrolera en el Ártico en septiembre pasado.

En la misma acción, treinta activistas de la organización habían sido detenidos y permanecieron en prisión en Rusia durante dos meses.

La organización ambientalista celebró la noticia y reafirmó que la detención de la nave era ilegal y contraria al derecho internacional.

“Hoy, el último miembro del equipo de activistas detenido injustamente en Rusia fue liberado. No había motivos para retenerlo, como no había motivos para apresar a nuestros compañeros. Todo fue un intento de intimidar a quienes reclamamos que se termine la extracción de petróleo en el Ártico”, dijo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace en Argentina, Chile y Colombia.

El comité de investigación ruso había ampliado recientemente su investigación sobre la protesta en la plataforma Prirazlomnaya por dos meses más, hasta el 24 de julio. Sin embargo, sorpresivamente se informó a los abogados de Greenpeace la liberación de la nave esta mañana. Posiblemente el buque pueda salir de Rusia en los próximos días.

Para los asesores legales de Greenpeace, la principal prioridad es que el barco sea revisado por expertos independientes para evaluar el nivel de daño, ya que fue capturado por agentes rusos el 19 de septiembre de 2013. Por este motivo, solicitaron a las autoridades rusas que protejan la embarcación hasta que llegue el equipo de la organización al lugar.

En estos ocho meses desde la acción de Greenpeace donde fue capturado el Arctic Sunrise, la campaña contra las perforaciones de petróleo del Ártico continuó con acciones en todo el mundo. La más reciente ocurrió en Noruega la semana pasada donde los activistas ocuparon una plataforma de Statoil en el mar de Barents durante 90 horas.

“No vamos a detener nuestras acciones hasta que petroleras como Gazprom, Statoil y Shell pongan fin a su actividad en el Ártico y los gobiernos declaren el Polo Norte como área protegida”, finalizó Prieto.

/Twitter-@gp_sunrise

[email protected]_sunrise

Notas relacionadas

Comenta esta noticia