Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Director de los Legionarios de Cristo deja el cargo: “No cuento con la salud y las energías necesarias” Director de los Legionarios de Cristo deja el cargo: “No cuento con la salud y las energías necesarias”

Álvaro Corcuera solicitó permiso para abandonar la dirección de la congregación fundada por Marcial Maciel. Su salida no implica una dimisión ni del nombramiento de un director sustituto, sino solamente de una especie de "año sabático" dijo el cardenal Velasio De Paolis.

Mundo

Director de los Legionarios de Cristo deja el cargo: “No cuento con la salud y las energías necesarias”

Por 11 de Octubre de 2012

El director general de los Legionarios de Cristo, Álvaro Corcuera, se ha retirado por motivos de salud durante un tiempo, informó este jueves la congregación fundada por el mexicano Marcial Maciel (1920-2008), castigado por Benedicto XVI por abusos sexuales.

Corcuera, pidió al delegado pontificio para la Legión de Cristo, el cardenal Velasio De Paolis, “un tiempo de descanso” por padecer agotamiento,

Según un comunicado de la Legión de Cristo, el purpurado le ha concedido un tiempo “para que se recupere de cara al próximo Capítulo general” que tendrá lugar a finales de 2013 o principios de 2014.

Corcuera, de 54 años, será sustituido por el vicario general, el sacerdote alemán Sylvester Heereman, de 37 años, hasta la convocatoria del Capítulo

“No se trata de la dimisión de un oficio ni del nombramiento de un director general sustituto”, subrayaron los Legionarios de Cristo, precisando que más bien se ha optado por entregar un “tiempo de descanso solicitado y concedido” a Corcuera, “que permanece con su cargo pero cesa en sus funciones hasta que sea convocado el próximo Capítulo general”.

El portavoz de la Legión de Cristo, Benjamín Clariond, manifestó que Corcuera “sufre un agotamiento por el desgaste de estos años”.

Al ser consultado respecto de qué hará Corcuera hasta los preparativos del Capítulo general, Clariond replicó que “no tiene un plan definido”.

Preocupación por Corcuera 

El delegado pontificio para la Legión de Cristo explicó en una carta envida a los legionarios que estaba preocupado por la salud de Corcuera, “que realizaba su trabajo con frecuencia en un clima de sufrimiento y de incomprensión, lo que ha debilitado sus energías hasta el punto de hacernos temer que, de continuar así, podríamos comprometer su salud”.

El cardenal el cardenal  De Paolis, siempre según la nota, “viendo cómo se deterioraba su salud”, y antes de que ésta se viese más seriamente comprometida, “le sugirió” la posibilidad de que se tomase un tiempo de descanso. Corcuera se lo pidió y el purpurado se lo concedió.

Corcuera envió una carta a los legionarios en la que reconoce que “no cuenta” con la salud y las fuerzas necesarias para enfrentar “de manera responsable” las exigencias del gobierno general en el momento histórico actual de la Legión y del Regnum Christi.

La misiva del purpurado estuvo acompañada por un texto redactado por el propio Corcuera, en el cual explicó con sus palabras las razones de la renuncia.

“No me es fácil reconocerlo, pero por lo mucho que quiero a cada uno de ustedes, a la Legión y al movimiento, he visto delante de Dios que no cuento con la salud y las energías necesarias para enfrentar de manera responsable las exigencias del gobierno general en el momento histórico actual”, escribió.

De Paolis ha insistido “con claridad”, según los legionarios, que Corcuera “sigue siendo el director general”.

“Como se nota, no se trata de la dimisión de un oficio ni del nombramiento de un director general sustituto, sino solamente de una especie de “año sabático” o tiempo de descanso solicitado y concedido a Corcuera, que permanece con su cargo pero cesa en sus funciones hasta que sea convocado el próximo Capítulo general”, aseveró De Paolis.

El sacerdote mexicano Alvaro Corcuera, de 54 años, fue nombrado sucesor de Maciel el 24 de enero de 2005, después de que el fundador de los legionarios dimitiera a los 84 años por motivos de salud.

La congregación de los Legionarios de Cristo fue fundada en México en 1941 por el sacerdote Maciel, condenado por Benedicto XVI por sus “gravísimos e inmorales” comportamientos y por la vida que llevó “sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso”.

Desde antes de la muerte de Juan Pablo II, el cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel, pero no fue hasta el 19 de mayo de 2006 cuando ya como Benedicto XVI le castigó por los abusos sexuales durante décadas a seminaristas.

En marzo de 2009 ordenó inspeccionar la orden a cinco obispos -entre ellos un español, un chileno y un mexicano- y a principios de este año los Legionariosreconocieron que Maciel abusó sexualmente de seminaristas menores, tuvo “otros graves comportamientos” y varios hijos con diversas mujeres.

En mayo de 2010, el Vaticano difundió un duro comunicado sobre la triple vida de Maciel, en el que confirmó sus “gravísimos y objetivamente inmorales” comportamientos.

Para sanear la congregación, Benedicto XVI nombró al cardenal italiano De Paolis, quien en los últimos meses ha procedido a sustituir a la cúpula de los Legionarios.

La Legión de Cristo cuenta con 900 sacerdotes y 3.000 seminaristas y está establecida en dieciocho países, además de tener 70.000 miembros del Regnum Christi.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día