Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El PRO de Marco Enríquez-Ominami enfrentó fuga de más de 500 militantes en los últimos 7 meses

Las cifras responden al Servel, y estas renuncias se han dado entre enero y julio de este año. De los partidos tradicionales, el que más militantes ha perdido ha sido el PPD, acercándose a las mil renuncias.


Nacional

15 de septiembre, 2016

Autor:

a_uno_619204

El descrédito de la política continúa haciendo estragos a los que se supone son representantes de la ciudadanía. Y los casos judiciales son los que han golpeado con más fuerza la credibilidad de los políticos. Lamentablemente para los partidos, una de las formas de protesta que encontraron algunos militantes fue la renuncia a la participación activa en estas colectividades.

La Segunda realizó una solicitud de información, para ver las renuncias que han afectado a los partidos en este año, y entre Enero y Julio, el Partido Progresista (PRO), colectividad encabezada por el ex diputado y otrora candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, ha perdido ya 561 integrantes del partido.

El diputado PPD Pepe Auth, quien también es experto electoral, junto con el analista Alejandro Olivares estiman que estas renuncias han tenido que ver con los casos SQM, de presunto financiamiento irregular de la política, y la arista conocida como “caso Jet”, que indaga el origen y financiamiento del avión que usó el entonces presidenciable en su campaña pasada.

Ningún otro partido se salva de las renuncias: Amplitud acumuló 176 bajas en 5 meses. Evópoli perdió 124 militantes tras su formación legal el 13 de abril.

Revolución Democrática, que se formó el 22 de junio de este año, cuenta con 21 renuncias.

En el mismo lapso de tiempo, los partidos tradicionales acumulan mermas mucho más altas: el PPD perdió 901, el PS se redujo en 882 personas, la UDI perdió 692 militantes. Luego está la DC con 665 bajas, el Partido Radical que perdió 442 personas y el Partido Comunista redujo su cantidad de militantes en 197.

Pepe Auth indica que “el PRO se formó, como ningún otro partido, detrás de un liderazgo. En Amplitud no sólo se inscribieron porque les gustar Lily Pérez, pero en el PRO se inscribieron porque les gustaba Marco, y si les deja de gustar, dejan el partido”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia