Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Estos son descargos de la organizadora de la Jornada sobre “curación” de la homosexualidad Estos son descargos de la organizadora de la Jornada sobre “curación” de la homosexualidad

A juicio de Ismini Anastassiou, directora de Isfem, las organizaciones que fustigaron la actividad "hicieron ruido con algo que no conocían y tuvieron una actitud permanente de presión". Reitera que la homosexualidad es una enfermedad y que ellos sólo tendieron puentes para informar.

País

Estos son descargos de la organizadora de la Jornada sobre “curación” de la homosexualidad

Por 12 de Octubre de 2012

Ismini Anastassiou, directora de Isfem, una de las instituciones tras la polémica a jornada “Libertad, Responsabilidad, Sexualidad. No discriminación: Sus alcances en la educación” que se realizó el martes último en el Centro de Extensión de la Universidad Católica y que provocó el rechazo de diversas organizaciones debido a que se trató a la homosexualidad como un trastorno que se puede “curar”, fue enfática al defender su postura frente al polémico tema.

En diálogo con The Clinic, Anastassiou defendió el valor de la actividad que ya lleva 13 ediciones en igual cantidad de años, además afirmó que la funa protagonizada por la FEUC, el Movilh y la Fundación =Iguales, pese a que no los invitaron, terminó por ser útil para ellos como organizadores.

“Es tan insólita la parada porque cuando yo invito a alguien a mi casa, yo espero que vengan esas personas y no otras. Cuando yo invito a un seminario, que he hecho todos los años, espero que lleguen las personas invitadas y no otras. Y cuando yo tengo necesidad de expresar, supongo que estamos en un país libre donde hay libertad de expresión. Por lo tanto, todo está al revés. No fueron invitados, hicieron ruido con algo que no conocían ni el contenido y de alguna manera tuvieron una actitud permanente de presión: primero con el rector, después con el otro, después con nosotros. Todo esto fue de lo más intolerante que se pueda pensar”.

De cara al repudio de las citadas organizaciones frente al contenido de la actividad que, según ellos tuvo un carácter sesgado al plantear “ terapias de reparación”, rechazadas  por la Organización Panamericana de la Salud, Ismini Anastassiou, replica que “cuando uno plantea estos temas hay que plantearlos con altura de miras y no con una mirada corta, sesgada”.

Y agrega que “la idea, por lo menos de nosotros, era poner los temas de la ley, sus alcances en los colegios, universidades y el país como un tema de análisis profundo. Y la gran pena es que no dejan hacerlo. Ahora, si tú me dices “¿Por qué no estaban ellos? Quizás hubieran ayudado a un análisis profundo” Yo lo dudo. O sea, acá este tema no lo vamos a dejar de tocar por la presión que hagan. Acá hay una presión tremenda de estos grupos. En el fondo han amedrentado a muchas personas, muchas instituciones, universidades, y yo creo que están en el camino incorrecto”.

Para la directora de la ONG  la presión de los grupos pro gay “es evidente”. A su juicio su poder es tal “que lograron cambiar el APA (American Psychological Asociation), que es el libro donde logran poner la homosexualidad como no trastorno. De ahí comenzaron a influir en modo sistemático para presionar que los manuales de estos movimientos estén en los colegios. Después siguieron presionando en el congreso a los políticos con una presión absolutamente indebida de alguna manera, para que la Ley Antidiscriminación fuera. Ahora siguen presionando, no sólo para que tengamos el AVP, sino que para que tengamos el matrimonio y opción de hijos”.

“Han traspasado todos los márgenes por una situación que tampoco es válida. Porque si yo tengo ayuda psicológica con un psiquiatra no por eso soy raro. Si ellos necesitan ayuda psicológica, yo no por eso voy a decir que son raros. Nuestra mirada era tender puentes para que la persona que quiere, por su propia voluntad ir y pedir ayuda, pueda saber dónde tocar la puerta. Eso es todo y todo eso es boicoteado, reprimido. ¿Por qué? No sé. Me da la sensación de que están como asustados”.

La experta de la entidad de “Investigación, Formación  y estudio sobre la Mujer” insiste en que la postura respecto del tema de la homosexualidad está atravesada por un sesgo en su contra y añade que esta mirada está favorecida por lo medios de comunicación.

“Está claro que los medios de comunicación juegan un rol preponderante y acá el gran culpable de esto son los medios, porque les dan cabida y le facilitan el cuento. Y para todos los agentes públicos, la gente que está metida en política, es muy importante lo que digan los medios, le va a influir en la votación. Acá vemos que siempre hay una opinión súper sesgada y no se ponen las dos posturas razonablemente igual. Entonces el factor mayor son ustedes, los medios. Si tú me preguntas ¿Está la gente de acuerdo? No está la gente de acuerdo, pero como los medios plantean que todos están de acuerdo, entonces los políticos creen eso y avancemos po’, avancemos un poquito más”.

El rol de los padres frente a un trastorno 

Anastassiou es clara al reiterar que la homosexualidad es un trastorno mejorable e incluso va más allá al agregar que a los niños  “debería decírseles que hay una herida afectiva muy profunda. Y no solamente a los niños, sino que también a los padres, que tienen un deber de involucrarse en la educación, de estar presentes y ser afectivos con los hijos”.

En este contexto, apunta al rol de los padres, quienes “tendrían que poder solucionar y prevenir el problema afectivo que viene después. En los colegios no debería tocarse como se toca con los manuales del Movilh que circulan en los colegios, las brigadas gay que les dicen “prueben, prueben”. Junto con decir “prueben”, deberían decir “esto tiene estas posibles consecuencias”, porque no todos reaccionan igual.

Sin ambages, Ismini Anastassiou define la homosexualidad como un “problema bastante más profundo, que trae heridas que no son salvables con un nominal. Son procesos bastante más lentos. Entonces, ¿que existan terapias reparativas a quién le influye que estas existan? ¿Por qué están tan enojados que existan? ¿Por qué están tan enojados que gente haya podido salir de eso y estar feliz? No sé, no me lo explico. Salvo que haya algo que no quieren contar del mundo gay”.

Quizás no quieren que la gente salga de esto porque se les baja el paradigma de que este es un mundo gay, un mundo feliz. Quizás, yo no tengo idea. Yo no me lo explico y tampoco quiero explicármelo. A mi me interesa tender puentes porque me interesan las personas heridas”, reitera.

Según la experta “acá el tema es la no información adecuada a los padres. Hay un ocultamiento de información de parte del Ministerio. Ya se lo planteamos al ministro Beyer. El ministro Mañalich todavía no nos ha querido recibir”. En esta linea apunta al titular de educación, Harald Beyer al subrayar que “él debería estar inhabilitado para estar en un ministerio de educación teniendo esas posturas tan evidentes, porque da lo mismo que hubiera estado en el consejo de Iguales, pero después fue a la marcha. Por lo tanto, él tiene una posición pre fijada lo cual hace más conflictivo el análisis, no solo a los padres, si no que también a los hijos”.

“Si estamos hablando de bien común, hablemos de campañas que efectivamente no enfermen a la larga al joven, sino que de alguna manera lo eduquen. Acá estamos tratando a todo el mundo como si fueran ET, personas que no pueden pensar. Entonces le ponemos el parche intrauterino, le ponemos todos los anticonceptivos. Está bien, eso existe, pero tiene que estar aprobado por los padres. Eso es lo que estamos hablando”, puntualiza.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día