Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Camila Moreno: “Me enamoré de una mujer”

Finalizando la etapa de promoción de su proyecto “Pangea”, la artista tras “Te quise” conversó con El Dínamo. Resuelta y liberal, habló de la culpa, de Paloma Mami y reveló cómo llegó a enamorarse de una persona de su mismo género. Una vez más, sin pelos en la lengua.

Camila Moreno: “Me enamoré de una mujer”

Foto: Ignacio Orrego

Por 3 de Mayo de 2019

La historia de un encuentro entre un dinosaurio y un niño mapuche en una tierra sin fronteras fue el embrión de “Pangea”, el multiproyecto audiovisual de la artista de 33 años. El relato era parte de la ficción que solía construir junto a su padre, el realizador audiovisual Rodrigo Moreno, durante las noches de su infancia. “Hay una suerte de recuerdo de un guion que se transformó en este concepto que tiene que ver con lo colectivo y con la fantasía como vehículo espiritual”, explica al hablar sobre el nombre elegido para el disco en vivo publicado recientemente, el documental estrenado en Chile la semana pasada en el festival In-edit, el cortometraje y el comic que verán la luz el próximo año.

“Los músicos de mi banda hicieron que las canciones empezaran a transformarse, ahí me di cuenta de que teníamos una simbiosis que iba más allá de un proyecto solista, cada uno era una isla que chocaba entre sí y generábamos un súper continente que es Pangea”, agrega en relación a este trabajo del que ya se conoce el primer volumen del disco en vivo.

Se trata del registro de su show en el Teatro Oriente el 2017 que incluye éxitos, colaboraciones y se percibe un matiz bastante más rockero que sus trabajos de estudio, además de presentarse al mundo con una portada influenciada por la “estética afro futurista, la ciencia ficción y una onda flúor”, según dice respecto a la máscara, elaborada por Niles Atallah y Natalia Geisse, que da vida al arte de la carátula y que la muestra a ella enmascarada y bordada con colores vibrantes. Al igual como luce su cabellera en la actualidad, teñida de un rosado furioso, cambio que decidió hacer en medio de un proceso de sanación post separación del padre de su hijo.

“Es lo más difícil que me ha tocado vivir porque cuando tienes este ideal de la familia conservadora, monógama y lo pierdes, es como fracasar. Ese luto es súper necesario y hay que vivirlo”, cuenta y luego agrega: “¿Pero sabes qué? Después viene la liberación de todos esos paradigmas idiotas. Si al final, la sociedad inventó este ideal de hombre, mujer, niños”.

-La escritora egipcia, Nawal El Saadawi, dijo en una entrevista publicada hace unas semanas que “la maternidad es una cárcel, que las mujeres sacrifican su vida, pero el padre no”. ¿Compartes su opinión?

-Pucha, sí. En esta sociedad patriarcal pasa algo súper fuerte, es como que las guaguas son de las mujeres. Incluso cuando el papá es muy buen papá, como que hay que agradecer que no se fue o típico que vas a escuchar la frase “igual ayuda, date con una piedra en el pecho de que está presente”.

-La culpa es un sentimiento bastante común entre las madres, ¿cuál es tu relación con ella?

-Cristianos de mierda (ríe a carcajadas). Nos cagaron la vida con decir que el sexo es pecado (ríe nuevamente). Pero sí, como madre soy culposa. Aparte, el concepto de mala madre está muy arraigado en Chile, es un tema recurrente en mi disco “Mala Madre” (2015), piensa que la planta que aquí llamamos así, en Argentina se llama “Lazos de amor” entonces hay un juicio moral tan horrible. Es que el “deber ser” es terrible.

-En la entrevista publicada en The Clinic hablaste de tu admiración por Rosalía, con su irrupción se vuelve a poner en el tapete el concepto de “apropiación cultural”. ¿Cuál es tu postura frente a ese tema?

-Es imposible no hacerlo porque las culturas habitan con nosotros de manera sanguínea. El problema, para mí, tiene que ver con el maltrato que ha existido y sigue existiendo hacia ellas y se tome solamente como si fuese un folclor. En el caso de los mapuches no son un folclor, son una nación autónoma. Nosotros somos un agente genocida para ellos, el Estado chileno lo ha sido mucho más que los españoles incluso.

Carátula Pangea

-Pero en relación a la música, ¿el hecho de tomar elementos, hacerlos propios y masificarlos?

-Lo encuentro maravilloso. Rosalía es lo mejor que le ha pasado al mundo durante los últimos cinco años, con un nivel artístico y de originalidad muy alto. Cada uno tiene que hacer lo que le diga su verdad y punto, nada es tan rígido.

-Y el fenómeno de Paloma Mami, ¿qué te parece?

-Maravilloso, me parece loquísimo cómo se puede disparar algo así. El trap me gusta, me parece muy sexy y es el encuentro entre el reguetón, el hip hop y el pop.

-¿Crees que antes habrías sido más prejuiciosa?

-Puede ser, nunca me había gustado la música de moda, vengo de un mundo en donde solo veía cine arte o lo único bueno era Patti Smith y aún amo eso, pero ya es hora de ir por otras cosas.

-¿Qué otras cosas?

-Ahora estoy en un momento maravilloso porque me enamoré de una mujer. Nos conocimos en la Blondie, empezamos bailando y no nos hemos separado más. Lo estoy pasando súper bien. Me teñí el pelo y todo mejoró, me empezó a gustar el reguetón, el trap, las minas. La vida palpitaba y yo era una “hater”. Ahora me gusta todo, que rico vivir.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

jQuery("#cerrar-newsletter").click(function(){ jQuery("#newsletter-popup").fadeOut(300); Cookies.set('newsletterperfit', 'ok', { expires: 120 }); });jQuery("#enviar-newsletter-popup").click(function(){ jQuery("#newsletter-popup").fadeOut(300); Cookies.set('newsletterperfit', 'ok', { expires: 120 }); });