Actualidad

Trump asegura que no quiere una guerra con Irán tras ataques a las refinerías saudíes

Sin embargo, advirtió que su país está “mejor preparado” en caso que surja un conflicto entre ambos.

Por Gabriela Romo Pontiggia, 17 de Septiembre de 2019

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no pretende ir a una guerra con Irán, luego de los ataques a las refinerías saudíes ejecutadas el sábado.

Sin embargo, advirtió que su país está “mejor preparado” en caso que surja un conflicto entre ambos.

“No quiero guerra con nadie (…) Ciertamente nos gustaría evitarlo, aunque tenemos un nivel muy alto de munición. Estábamos a un nivel muy bajo cuando llegué”, expresó Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca durante una reunión con el príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad al Jalifa.

Quien responsabilizó a Irán del ataque, fue el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, quien los acusó de haber lanzado “un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”.

Por su parte, el líder supremo de Irán, Alí Jameneí, tildó de “presión”, la política estadounidense respecto a su país y aseguró que “los funcionarios iraníes nunca hablarán con EE.UU.”.

“La política de máxima presión sobre Irán no vale un centavo, y las personas a cargo de la República Islámica están unidas por la idea de que no habrá conversaciones con EE.UU. a ningún nivel”, sentenció Jameneí.

Asimismo, el Ministerio de Exteriores de Irán rechazó nuevamente las acusaciones de Washington sobre su presunta responsabilidad en el ataque perpetrado a la a refinería saudí y descartaron un posible encuentro entre los presidentes de ambos países.