Actualidad

Más de 50 médicos han sido agredidos en medio de la crisis del coronavirus en México

Según información de gobierno, el personal de enfermería es el más agredido, con el 80% de los ataques.

Por , 19 de Mayo de 2020

En medio de la mayor crisis sanitaria de los últimos 100 años, más de 50 médicos de México han denunciado que sufren de constantes agresiones y episodios de discriminación.

La Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración dio a conocer los ataques que han sufrido los profesionales de la salud y personal de aseo de hospitales públicos mientras trabajan en la contención de la pandemia del coronavirus.

En total, el organismo local tiene el registro de 52 casos de agresiones contra el personal médico en 22 estados de la República Mexicana.

Según la información de gobierno, el personal de enfermería es el más agredido, con el 80% de los ataques. Específicamente, las mujeres registran el 70% de las agresiones.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Seguro Social informó 21 ataques contra el personal de enfermería en 11 estados: Ciudad de México, Yucatán, San Luis Potosí, Sinaloa, Jalisco, Puebla, Morelos, Coahuila, Guerrero, Quintana Roo y Durango.

Además, se han registrado daños a la infraestructura pública de salud en Axochiapan, Morelos, Sabinas Hidalgo, Nuevo León, Tecamachalco, Puebla y en el Estado de México.

Las agresiones denunciadas por los médicos van desde rociarles cloro u otro líquido de limpieza, negarles el acceso al transporte público y/o comercios, amenazas de muerte o apuntarles con armas de fuego.

Junto a ello, la oficina de la ONU en México lamentó el aumento de agresiones contra el personal sanitario y destacó la importante labor que llevan a cabo.

A través de un comunicado, hicieron un llamado toda la población a respetar el trabajo de los profesionales de la salud y condenaron “cualquier expresión de odio, intolerancia, estigmatización y discriminación en contra de quienes hoy están en la primera línea de respuesta a la pandemia”.

“Es central garantizar su seguridad y las condiciones para que puedan desarrollar su trabajo, así como incluir la perspectiva de género en las medidas de prevención, respuesta y recuperación de toda la población, en particular, los trabajadores de salud”, expresaron.