El lado V de Sergio Lagos: "La mirada del país es hacer rendir frutos económicos de cualquier cosa"

Dedicado a la defensa del humedal de Tunquén y preocupado por la falta de políticas dedicadas a la reutilización de la basura, el animador de televisión y también músico, señala que hay una falta de mirada global en relación a las amenazas contra el medioambiente.

Por
El lado V de Sergio Lagos: "La mirada del país es hacer rendir frutos económicos de cualquier cosa"
Compartir

Dice que desde chico tiene una sensación de “urgencia” en relación a su entorno natural, así como consciencia del uso y abuso de los recursos. Ahora, esa urgencia se ve plasmada en su activa participación para la protección del humedal de Tunquén, lugar donde tiene casa hace unos seis años.

De hecho, en diciembre pasado denunció -a través de fotos en sus redes sociales- la urbanización del lugar que fue proclamado santuario de la naturaleza. Aunque eso no es todo: Lagos y sus vecinos luchan contra el resort Santa Augusta para frenar la extracción de agua del humedal, lo que se traduce en sacar 60 litros por segundo y que, de seguir, pondría en peligro la conservación del ecosistema.

-¿Cuáles son tus hábitos que aportan al medioambiente?

-Tengo una sensación de urgencia a varios niveles.Hace harto rato que vengo intentando abogar para que Chile tenga una cultura de reciclaje. Siento que la institucionalidad chilena no ha logrado observar que hay temas tan urgentes como aquel. El mundo está en la sustentabilidad 5.0 y nosotros, en el 2016, aún no tenemos un plan de reciclaje a nivel país.
Cuando se desarrolló la cumbre del futuro, a la que vinieron grandes eminencias del mundo de la ciencia, el vertedero Santa Marta colapsó y Santiago despertó con olor a feca por todos lados. Ese era el momento en que un líder podría haber levantado la mano y desde ahí proclamar una mirada nueva frente a un tema que es una bomba de tiempo para Santiago y para Chile entero. Simplemente no ocurrió. Ese tipo de eventos coyunturales y políticos me sorprende que se dejen pasar.

cbl_sergiolagos_2cb

-Entonces, lo primero es que las autoridades tomen la iniciativa.

-Es que si no es una burla. El tema del reciclaje a nivel individual no va a ningún lado. Rescatemos ciertos ejemplos, como Punta Arenas y la ausencia de bolsas plásticas; Vitacura y sus puntos limpios. Pero estamos hablando de 18 millones de habitantes y con esos ejemplos no nos podemos sentir ni tranquilos, ni orgullosos, ni satisfechos. Me parece vergonzoso vivir en un país que no tenga un plan de reciclaje.

-¿En qué momento empezaste a adquirir e internalizar esos actos?

-Desde muy chico porque este es un tema antiguo. Mi madre es socióloga y desde finales de los 70 que yo vengo siendo súper consciente de que existía el tema medioambiental, así como el tema del abuso y sobre explotación de los recursos. Pero me pasa que desde esa época hasta la fecha siento que no hemos avanzado nada. Ni un poco. Y si haces una encuesta en qué lugar de la tabla de urgencia ponen los chilenos el tema medioambiental, de seguro que está muy por lejos de la salud, seguridad, educación. La cosa medioambiental va quedando en un último plano y es obvio que esté ahí porque este es un tema que requiere no de una observación particular, si no una general en conjunto.

m1_768_manifestacion_en_tunquen_04

-¿Qué tipo de inconsciencias medioambientales no soportas?
-El tema de la basura es muy urgente e importante porque si tú separas la basura ya no es basura, pero si haces que los niños reciclen para que luego se vaya a un mismo tacho es brutal. Es una mentira. Esto pasa por reflexiones sociales amplias, no tan particulares.

-El humedal de Tunquén se ve amenazado, hasta ahora, por dos motivos: la urbanización de caminos y la extracción de agua por parte del resort Santa Augusta. ¿Cómo ves eso?

-Es un ejemplo más de una lectura acerca del territorio que solo tiene una mirada economicista o utilitarista. Un humedal es una zona de biodiversidad de protección medioambiental, que es mucho más amplia que la zona concreta: es un flujo de interrelaciones entre ese humedal y el ambiente que son vitales para la existencia de un ambiente un poquito más estable, entre comillas.

2220220139_f633affbd1_b

-¿Se está perdiendo la batalla para su conservación?

-Lo terrible es que la batalla que tenemos que dar siempre es desde un ámbito súper triste. Así como la ley del 20% de la música chilena en las radioemisoras. Lo triste es que la defensa de este espacio pase por un mecanismo legal, uno que solo busca ganar más tiempo y no uno para instalar la reflexión acerca de lo importante que es proteger ese humedal y que esta es la única playa que existe todavía para el estado de preservación y pensar que podemos instalar ahí un corredor de biodiversidad.

-¿Qué medidas se pueden tomar o ya han tomado los vecinos al respecto?

-Hemos tomado miles de medidas, pero todo este tipo de energías tienen una suerte de rebote muy dramático. Se puede lograr algún tipo de conscientización durante algunos minutos y generar que exista un relato de personas que se reúnen, que se manifiestan, pero la continuidad de esa energía es muy difícil, el hacer que la gente se mantenga interesada y hacerse parte de esta discusión. Yo creo que estamos en una defensa súper compleja por la legislatura chilena, por el plano regulador y porque Chile es así. La mirada del país es hacer rendir frutos económicos de cualquier cosa.
Lo que estamos tratando de hacer es generar un discurso que haga ver a la gente del sector que es un espacio en el que perfectamente se puede hacer un corredor de biodiversidad, que puede ser un lugar educativo para los niños.

tunquén-660x550

-La extracción de agua que hace el resort es legal, ¿no?

-No es legal en el volumen, aunque ellos tienen los derechos de agua. Hubo una demanda que se estableció en la Corte, en la cual perdieron por la cantidad de litros por segundo que ocupaban, no porque no pudiesen ocupar el agua, la cual ellos compraron los derechos. Finalmente alegaron, empataron y quedaron con algunas sanciones. Ellos tienen este sistema de extracción de agua, abren las bombas a las 2 AM, luego a las 6 AM, escapando de la normativa.

-El escenario internacional de los humedales es adverso. ¿Qué políticas hacen falta en Chile para resguardarlos?

-Falta una mirada medioambiental real. Con todo el respeto del trabajo que hacen los ministerios, es muy corto el alcance y aquí pareciese que todo tiene que ver con el derecho a la propiedad privada. Sobre esa máxima, las políticas se ordenan en la búsqueda de resultados economicistas. Estamos pésimos. Lo que me ocurre con Tunquén es que siento que es una oportunidad histórica de presentar y lograr proteger un lugar que está cada vez más densificado y que la brutalidad de los proyectos costeros del litoral central chileno es bien impactante. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares