Chequeo

La “nueva normalidad”: el concepto creado por la OMS y no por el Gobierno chileno

Según revelan desde el organismo internacional, desde el 16 de abril usan la frase para referirse a la etapa actual que deberá enfrentar el mundo entero a raíz del COVID-19.

Por Hernán Claro, 24 de Abril de 2020

La “nueva normalidad” de la que ha hablado la administración del Presidente Sebastián Piñera durante estos días ha sido interpretada por el Colegio Médico y la oposición como “un nuevo error del Gobierno”, sin embargo, la frase no fue acuñada por La Moneda, sino que, es un concepto usado al interior de la Organización Mundial de la Salud.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, afirmó en el reporte diario que “en un tema como el coronavirus, que es un problema de todo el mundo, tenemos que acostumbrarnos a usar un lenguaje universal”.

El debate ha sido tal que durante estos días el ex ministro de Obras Públicas de Michelle Bachelet, Alberto Undurraga, aseguró en su cuenta de Twitter que “el Gobierno se equivoca al llamar nueva normalidad a la etapa actual de la crisis. No podemos dar por normal las necesarias medidas de distanciamiento, la excepción constitucional ni los efectos sociales y económicos en las personas”.

“Ayudaría que el Gobierno dejara de hablar de ‘nueva normalidad’ a esta fase de la crisis. No podemos dar por normales los necesarios distanciamientos sanitarios, la excepción constitucional o los efectos en las personas”, continuó luego.

¿Cuándo y cómo se comenzó a utilizar?

El concepto de “nueva normalidad”, según la propia OMS, nació en Austria y fue tomado por el organismo desde el 16 de abril para referirse a la preparación de la nueva etapa que se aproxima para seguir enfrentado al coronavirus.

De hecho, durante este jueves, la propia OMS en una reunión vía streaming pidió a cinco países representantes de sus continentes -entre ellos Chile- que comenzaran a usar la frase, pero también a implementar las medidas de control asociadas a la nueva etapa que enfrentará el mundo entero.

Según contó el organismo durante la quincena de abril, la idea fue depurada en conjunto con el Grupo Asesor Estratégico Europeo Independiente COVID-19 y apoyada por Directores Generales de Salud de la Región.

“La complejidad y la incertidumbre están por venir, lo que significa que estamos entrando en un período en el que es posible que necesitemos ajustar rápidamente las medidas, introducir y eliminar restricciones, y aliviar las restricciones gradualmente, al tiempo que monitoreamos constantemente la efectividad de estas acciones y la respuesta del público”, indicaron en un comunicado de prensa desde la OMS.

En esta línea, la Organización Mundial de la Salud explicó que cualquier paso para aliviar las restricciones impulsadas a raíz del coronavirus se debe hacer “con medidas preventivas en el lugar de trabajo, con distanciamiento físico, instalaciones para lavarse las manos y etiquetas respiratorias. También debe existir la capacidad de la salud pública para identificar, aislar, probar, rastrear contactos y ponerlos en cuarentena“.

Por otra parte, el organismo pide que “los riesgos de importación se puedan gestionar y que las comunidades tengan voz, que estén involucradas en la transición”.