Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Alumnos, funcionarios y académicos piden desvinculación definitiva de profesor de la UC por más de 30 denuncias

El académico reconoció haber tenido relaciones con al menos cinco alumnas. En su apelación, se le rebajó el castigo original, el que consistía en la petición de renuncia del profesional.

Alumnos, funcionarios y académicos piden desvinculación definitiva de profesor de la UC por más de 30 denuncias
Por 23 de Mayo de 2019

La toma feminista en el Campus Oriente de la UC se gestó en una denuncia por supuesto encubrimiento de la casa de estudios a un académico de la escuela de Estética, quien fue suspendido por casos de abuso y acoso en su contra.

En esa oportunidad, el desalojo fue solicitado por el rector Ignacio Sánchez: según el reporte policial, en el operativo fueron detenidas 57 personas, 15 hombres y 42 mujeres.

La universidad reaccionó, confirmando que existen procesos en contra de dos académicos y cinco estudiantes “por situaciones de violencia sexual y otras que, no siendo de violencia sexual, constituyen comportamientos impropios, consistentes en violencia física, acoso y hostigamiento”.

En cuanto a las denuncias contra académicos, según la UC, un proceso terminó con la petición de renuncia en enero de 2019 de uno de los involucrados, mientras que el restante está en etapa de notificación de sanción por comportamientos impropios.

En ese contexto, el pasado 17 de mayo se ingresó una solicitud oficial en rechazo al eventual reintegro del profesor que suma más de 30 acusaciones por acoso en su contra. Se trata de Gabriel Castillo, profesor titular y ex director de la carrera de Estética, que luego de una indagatoria interna, se logró comprobar “conductas reprochables” en contra de una ex alumna con quien mantuvo una relación sentimental. En el proceso, él mismo admitió que ocurrió una situación similar en al menos cinco oportunidades.

En la misiva, firmada por alumnos, ex alumnos, funcionarios y académicos, se rechazó la sanción de suspenderlo de sus labores docentes de cátedra y dirección de tesis durante un año, por lo que durante 2019 se dedicará sólo a la investigación, pero en 2020 podrá reincorporarse al plantel. Esta fue una rebaja del primer castigo, el que consistía en la petición de renuncia del académico, que incluso fue firmada por el rector Ignacio Sánchez.

Según expone CNN Chile, la denuncia contra Castillo se remonta a mayo de 2018, cuando una ex alumna del Instituto de Estética presentó ante la Secretaría General los antecedentes de haber sido víctima de violencia sexual del profesor entre los años 2010 y 2013.

Se constató además que Castillo había sostenido relaciones con otras estudiantes, entre ellas con una ayudante durante 2003, “la que incluyó relaciones sexuales, producto de la cual habría quedado embarazada y habría abortado“. Además, se indagaron relaciones sexuales en espacios académicos como su oficina y en una iglesia durante una salida a terreno, por las que además se comprobó el cargo de “uso indebido de espacios”.

Castillo expuso su caso en el Comité de Apelación, integrado por cinco decanos, quienes rebajaron el cargo de “violencia sexual” a “comportamientos indebidos”, y lo absolvieron de “uso indebido de espacios” ya que aseguraron que las pruebas “no eran contundentes”. Durante el proceso del Comité, el profesor afirmó que “los alumnos son adultos, que la Universidad no es un quinto medio”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día